Día de Muertos en México: dónde celebrar a la muerte

Guía de Regalos

Día de Muertos en México: dónde celebrar a la muerte
Estos son los lugares favoritos de los muertos que vienen de visita.

Como buena mexicana, el Día de Muertos es una de mis fiestas favoritas del año. Además de los platillos deliciosos de la temporada, como el pan de muerto o el dulce de calabaza, la oportunidad de recordar a nuestros muertos con una ofrenda de comida y amor es toda una celebración: honramos un acontecimiento tan natural como la muerte, desde el gozo que da saberse vivo.

Aunque prácticamente en todo México pueden encontrarse altares tradicionales de muertos y en muchos cementerios la gente se reúne para recordar a sus difuntos, estos lugares son muy especiales para pasar estos días de fiesta y reflexión:

  • Mixquic. Es un pequeño pueblo al sur de la ciudad de México donde la fiesta de muertos es toda una celebración. Tal como reza la tradición, el 31 de octubre sus pobladores preparan la ofrenda para recibir a las almas de los niños difuntos y el 1 de noviembre, las de los adultos. Las calles se convierten en una romería donde pobladores y visitantes pueden ir y venir observando los altares colocados en las casas. También es tradicional la visita al panteón, que se llena de velas encendidas, comida y música para los difuntos.

Cementerio en Mixquic

  • Santa Cruz Xoxocotlán. Este pequeño pueblo de Oaxaca, cerca de la capital, celebra la festividad de muertos con los elementos tradicionales (altares, flores, velas, rezos), pero con una singularidad: la comunidad realiza tapetes de arena de colores para ilustrar escenas relacionadas con la muerte. ¿Con todo esto, quién necesita un Halloween?

Tapete de muertos

  • Janitzio. Se trata de una de las islas del lago de Pátzcuaro, Michoacán, donde la celebración de muertos es de lo más hermoso. Miles de turistas acuden a Janitzio para participar de la fiesta en que la pequeña isla se ilumina con velas. Además de las ofrendas y la colorida flor de cempasúchitl, la isla se llena de música y bailes folklóricos. El espectáculo es tan bello que es necesario reservar hasta con un año de anticipación para encontrar transporte y alojamiento. Un must en tu lista de viajes para el próximo año.

Y ya que estamos en esto de celebrar a los difuntos, te dejo una lista rápida de lo que no puede faltar en un altar tradicional por si te animas a poner uno en casa para que tus muertos te visiten:

  • El pan de muerto
  • La flor de cempasúchitl
  • Papel picado
  • Calaveritas de azúcar, camote o chocolate
  • Veladoras
  • Agua y sal
  • La comida favorita del difunto
  • Juguetes y dulces para los niños
  • La foto de los difuntos
  • Incienso de copal

Si lo único que logramos con este post fue alborotarte las ganas de salir corriendo a México (we gt it) y por el momento no es posible, te puedes consolar con un viaje al mundo de los muertos con la película animada The Book of Life que se estrenó hace una semana.