El clásico en tiempos de debate

Guía de Regalos

El clásico en tiempos de debate
Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, las súper estrellas del Real Madrid y el Barcelona. Foto: Getty Images

Vuelve el Clásico español, con su añeja rivalidad, pero en un entorno social más enfrentado. Siempre el Real Madrid vs. Barcelona representó algo más que un partido de fútbol: mostraba dos visiones confrontadas de un mismo país.

En estos días, ante un nuevo intento separatista de Cataluña, que recientemente se manifestó con una multitudinaria protesta que exige una consulta pública al respecto, han quedado aún más en evidencia las distintas identidades que se abanderan con emblemas de cosas mucho más grandes que simples equipos de fútbol.

Al margen de lo social, se reedita el duelo individual más importante del fútbol de nuestros tiempos. Ahí estarán los considerados dos mejores futbolistas del planeta, en el orden que usted quiera. Cristiano versus Messi; Lionel contra Ronaldo. Y no estarán solos. Bale, Benzema, Kroos y Modric de un lado, Neymar, Suárez, Iniesta y Rakitic, del otro, dan elementos de sobra para esperar un gran partido, tal vez el mejor que puede ofrecerse a nivel de clubes en el fútbol contemporáneo.

Ciertamente la intromisión del Atlético de Madrid del ‘Cholo’ varió una dinámica que había convertido al fútbol español en una batalla de dos, la cual alcanzó tonos altamente belicosos en los tiempos de Mourinho.

Y aunque los Colchoneros rompieron ese duopolio y dieron nueva vida a la Liga de España, de la que son monarcas vigentes, el Real Madrid-Barcelona de este sábado 25 de octubre sigue entregando un platillo de fútbol gourmet que no tiene igual.

Si no bastara el choque astral entre Cristiano y Messi, que suelen entregar lo mejor de su repertorio justamente en esta clase de partidos, la más que posible reaparición del uruguayo Luis Suárez hará aún más atractiva la contienda correspondiente a la novena fecha de la llamada ‘Liga de las Estrellas 2014-15’, en la que sobra decir, hay algo mucho más que tres puntos en juego.

Salvo por disputar algún partido amistoso, la nueva contratación del FC Barcelona no ha podido participar aún en un juego oficial con su nuevo equipo, lo que hará por primera vez en el campo mítico del Santiago Bernabéu.

Otro primerizo, estrictamente en su faceta de entrenador, será Luis Enrique, quien jugó muchas veces este partido, como futbolista de ambos clubes, pero no ha vivido uno al mando del cuadro catalán.

Luis Enrique ya enfrentó como técnico del Celta de Vigo en un par de ocasiones al cuadro merengue, dividiendo honores (un triunfo de 2-0 y una derrota de 0-3).

Para el Madrid, los resbalones de inicio de torneo frente a la Real Sociedad y el Atlético Madrid le obligan a buscar imperiosamente la victoria, ya que un empate le mantendría alejado a cuatro puntos de su acérrimo rival, el cual se mantiene en la cima al haber acumulado 22 de 24 puntos.

Pero, además, dos hechos estadísticos pueden dar un rostro aún más atractivo al partido.

Por una parte Lionel Messi, autor de 250 goles en la liga española, está a sólo un tanto del récord histórico de Telmo Zarra, quien hizo 251. Así, en el próximo Clásico se registro tal vez Messi pueda alcanzarlo o incluso establecer una nueva marca nada menos que en el hogar de su adversario más odiado, en el mejor marco posible.

También es posible que la defensa del Barcelona, que no ha recibido goles en las ocho primeras fechas, pretenda mantener ese registro intacto en el Santiago Bernabéu, ante el poder anotador de Cristiano Ronaldo.