Es más que blanco y negro

Es más que blanco y negro

La sociedad estadounidense a veces tiene dificultades para ver más allá de las categorías demográficas de blanco no hispano y del afroamericano, ignorando a los latinos. Esto se ha visto reflejado especialmente a la hora de buscar personajes representativos para compartir la audiencia nacional.

El último caso de este tipo es el Concierto por el Valor que la cadena HBO, que junto a Starbucks y Chase, estarán poniendo al aire el próximo 11 de noviembre. Allí nueve artistas tocarán con el motivo de homenajear a los veteranos de guerra y a sus familias.

Ninguno de estos programados es latino porque supuestamente HBO no pudo encontrar ningún artista latina que pueda tocar en esa fecha. George López es el único latino en el programa de 21 personas con una participación especial.

Llama la atención que un evento destinado a reconocer a los soldados no tenga presencia latina significativa. Y que esto no haya sido gran preocupación para los productores.

Los latinos es la primera minoría racial en Estados Unidos con 17% de la población. La presencia de los hispanos en este país data de mucho tiempo y su cultura -en gran parte- ya integra la estadounidense. Pero todavía no es visto con sus características y aportes propios como el afroamericano.

Otro ejemplo de esto es la ausencia de latinos en la selección de los galardonados por el Kennedy Center. En el 2012 hubo una protesta de latinos por este motivo, en 2013 fueron reconocidos el guitarrista Carlos Santana y la cantante de opera Martina Arroyo, mientras que en 2014 nuevamente ningún latino fue, ni será, honrado. De un total de 195 artistas, actores, cantantes, bailarines y otros galardonados, desde 1978 hasta la fecha, solo cuatro fueron latinos.

Algo parecido ocurrió hace algunos años con el documental de Ken Burns The War sobre la Segunda Guerra Mundial —de la televisión pública- que a lo largo de 14 horas lograba ignorar la participación de medio millón de soldados latinos en ese conflicto.

A veces existe una tendencia a ver la diversidad como una cuestión de blanco y negro, sin marrón. En una sociedad tan consciente de sus diferencia este es una error gravísimo