Bye acné: beauty tip

Bye acné: beauty tip
Nada de granitos, por favor.

El acné es una de esas cosas que no extraño de ser adolescente, especialmente porque para mí era prácticamente imposible dejar un barrito o una espinilla intactos: siempre insistía en exprimirlos. El resultado: conservaba las marcas por un buen tiempo.

Afortunadamente esa difícil etapa pasó, pero todavía el acné me reta con una sucia jugada de vez en cuando… y ahí voy yo por la vida con el granito en la frente o en la nariz, en la famosa “zona T”. Menos mal que existe el ajo, uno de esos remedios naturales multiusos con muchas propiedades.

Apenas sientas que el granito va haciendo su inoportuna aparición en tu rostro, todo lo que tienes que hacer es pelar un diente de ajo mediano y partirlo por la mitad. Con la cara interior del ajo, frota el granito unos segundos, en círculos suaves. Quédate así, con la pulpa del ajo sobre tu rostro, por unos 10 minutos.

Para finalizar lo único que debes hacer es lavar tu cara con agua y jabón neutro, para que no quede rastro del olor. Verás que el barrito o la espinilla apenas brotan y, en el mejor de los casos, pueden ni asomarse.

Otro tip importante que debes considerar, especialmente si haces ejercicio, es que cada vez que sudes en abundancia debes lavar tu cara con agua solamente, para retirar las impurezas de inmediato y evitar que el acné aparezca.