Muerte de Maynard impulsa campañas por derecho a muerte asistida

Maynard murió este pasado sábado por decisión propia, luego de llevar a cabo una muy pública campaña a favor de esta opción
Muerte de Maynard impulsa campañas por derecho a muerte asistida
Maynard era paciente de cáncer cerebral, un glioblastoma multiforme grado 4.
Foto: Archivo

Brittany Maynard, la joven con cáncer terminal que este fin de semana tomó una dosis letal de pastillas para terminar con su vida, creció en Orange County, California, y es precisamente en este estado donde se llevará a cabo la próxima gran campaña para expandir el derecho a la llamada “muerte con dignidad”, que otros llaman “suicidio asistido”.

La joven, quien apenas tenía un año de casada cuando se le diagnosticó un cáncer cerebral irreversible a principios de este año, se mudó hace unos meses al vecino estado de Oregon para poder decidir en qué momento poner fin a su vida.

Maynard murió este pasado sábado por decisión propia, luego de llevar a cabo una muy pública campaña a favor de esta opción.

En 1994, Oregon fue el primer estado del país en aprobar una ley que permite el “suicidio asistido por médicos” (La ley de Muerte con Dignidad de Oregon).

Desde entonces, sea por legislación o por decisiones de corte, otros cuatro estados han legalizado esta práctica: Washington, Vermont, Nuevo México y Montana.

Patricia Portillo, portavoz de la organización “Compassion and choices” en California, dijo que la historia de Maynard “tocó el corazón de los californianos y nos ha comprometido a cambiar la ley en este estado”.

Entre 2005 y 2007, la legislatura de California consideró y rechazó algunas propuestas de legalizar la muerte asistida. La más reciente fue llevada a cabo por el entonces presidente de la asamblea Fabián Núñez generando una pública controversia con el entonces cardenal de Los Ángeles Roger Mahoney.


Lee también:

El derecho a morir: La conversación que inició Brittany Maynard

Falleció mujer con cáncer que planeó muerte asistida

Paciente de cáncer que morirá el 1 de noviembre realiza su “bucket list”

¿Cómo morirá Brittany Maynard bajo suicidio asistido?


La organización también ha empezado campañas en Colorado, Connecticut, Massachussets y Nueva Jersey. Portillo indicó que en California “ya tenemos un equipo completo trabajando”.

Un grupo de oposición a la medida denominado “No muertos aún” (Not dead Yet), indicó que la muerte asistida pone en peligro a personas vulnerables y criticaron a Compassion and Choices por “explotar la tragedia por sus razones malévolas”.

El Arzobispo de Portland, Oregon, Alexander Sample, publicó un comunicado hace unos días en el que hace eco de la opinión de la iglesia católica respecto al tema. “Acortar la vida no es la respuesta a la muerte”.

En vez de acelerar la muerte, hay que abrazar los momentos difíciles pero valiosos de vida, porque es allí que entendemos lo importante de la vida”, indicó Sample.