Poder pagar las facturas, la prioridad familiar

Pagar las facturas de los gastos corrientes es la prioridad financiera de la mayoría de los americanos. Y lo es por tercer año consecutivo aunque el porcentaje no hace más que aumentar. Si en 2013 esta era la prioridad del 36% este año es algo que ocupa la atención financiera del 41%, según una reciente encuesta de Bankrate.

“Es algo que refleja la realidad de muchos hogares que están sufriendo un estancamiento en sus ingresos, alta deuda y pocos ahorros”, explica el analista jefe de Bankrate, Greg McBride. Este estancamiento de los ingresos es uno de los retos principales a los que se enfrenta la economía años después de haber superado la recesión. Pese a que las condiciones económicas han mejorado notablemente, apenas hay aumentos de salarios y los nuevos trabajos se concentran en sectores de bajos sueldos.

Como evidencia de las estrecheces con las que viven muchas familias el 22% de estas afirman que la segunda cuestión importante es rebajar su nivel de deudas (el año pasado era el 20%).

Apenas el 17% considera prioritario el ahorro y solo un 10% ayudar a familiares y amigos.

Ahorrar sigue siendo la asignatura pendiente de los estadounidenses. Los expertos en finanzas personales creen que lo seguro es tener en el banco y con inmediata liquidez el equivalente los gastos de un mínimo de tres meses. Pocos pueden cubrir este objetivo