Estallan protestas por decisión de Ferguson

Manifestantes se enfrentan a agentes del orden luego del anuncio del gran jurado sobre la muerte de Michael Brown
Estallan protestas por decisión de Ferguson
La Guardia Nacional y el FBI llegaron a Ferguson antes del anuncio del jurado sobre la muerte de Brown.
Foto: Getty

La decisión de un gran jurado de no imputar al policía que mató al joven negro Michael Brown desató inmediatamente violentos disturbios en Ferguson, Missouri, mientras las grandes ciudades del país se solidarizan con protestas pacíficas.

Vehículos y edificios incendiados, destrozos en ventanas, saqueos y ruido de disparos tomaron tras anunciarse el fallo la avenida West Florissant de Ferguson y sus alrededores, epicentro de la ola de disturbios raciales que desató el 9 de agosto la muerte de Brown, desarmado y con 18 años, a manos del agente blanco Darren Wilson.

Los manifestantes denunciaron el uso de gases lacrimógenos por parte de los agentes pero la Policía del condado de San Luis aseguró primero en su cuenta de Twitter que sólo usaba “humo” para dispersar las protestas y después admitió haber recurrido a ese tipo de gas.

El área de Ferguson, en San Luis, está bajo máxima alerta, con el FBI y la Guardia Nacional preparados para intervenir si las protestas convocadas para esta noche derivan en fuertes disturbios como los que vivió esta pequeña localidad tras la muerte de Brown el 9 de agosto.

Por el momento ya se han registrado enfrentamientos entre los agentes y los manifestantes, con destrozos en los negocios y vehículos de la zona.

La familia del joven expresó “su profunda decepción” tras conocer el fallo pero pidió a los manifestantes que eviten los altercados: “responder a la violencia con violencia no es la respuesta”, señalaron en un comunicado.

El presidente del Gobierno, Barack Obama, recordó el deseo de los familiares del joven en un discurso no previsto desde la Casa Blanca en el que llamó a la calma y pidió “contención” a manifestantes y agentes.

“En los próximos días ―los agentes― tendrán que trabajar con la comunidad, no contra la comunidad, y distinguir al reducido núcleo de personas que quizás usen la decisión del gran jurado como una excusa para la violencia”, señaló.

Las protestas trascienden Ferguson y se extienden a Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Washington DC, Oakland y otras grandes ciudades del país.

En la capital más de 300 personas pidieron “justicia” frente a la Casa Blanca, mientras que la policía activó protocolos especiales por temor a disturbios.

La indignación se ha desatado tras conocer que, Darren Wilson, el policía blanco que mató a Brown, seguirá libre y sin cargos al concluir un gran jurado que no hay pruebas suficientes para imputarlo.

Tras escuchar la versión de 60 testigos, el gran jurado decidió que no existe “causa probable” para imputar al agente, que el 9 de agosto disparó en repetidas ocasiones al joven de 18 años, desarmado, en circunstancias por esclarecer.

Varios centenares de personas se manifestaron hoy en las calles de Oakland, California como protesta contra la decisión de un gran jurado de no imputar al policía que mató a un joven afroamericano en Ferguson, Missouri.

Aunque la mayoría de los concentrados mantuvieron un comportamiento pacífico, algunos de los asistentes quemaron papeleras, rompieron cristales de establecimientos y se encararon a los numerosos agentes de Policía desplegados por las calles del centro de la ciudad.

Oakland, una de las ciudades más grandes de California, cuenta con un alto porcentaje de población afroamericana (alrededor del 30 %), una comunidad muy movilizada que se ha mantenido solidarizada con lo ocurrido en Ferguson desde que murió el joven Michael Brown el pasado agosto.

Todo el maldito sistema es culpable. Acusad, condenad y enviad al policía asesino a la cárcel”, gritaron los manifestantes, la mayor parte de los cuales eran afroamericanos.

“Era de esperar, pero no por ello tenemos que aceptarlo. No podemos tolerar que un policía mate a un chico afroamericano y no le pase nada”, explicó a Efe en referencia a la decisión del jurado Thomas Clang, uno de los manifestantes concentrados en el centro de Oakland.

Darren Wilson, el policía blanco que mató al joven afroamericano Michael Brown este agosto en Ferguson, seguirá libre y sin cargos después de que un gran jurado concluyera hoy que no hay pruebas suficientes para imputarlo, anunció el fiscal del condado de San Luis Robert McCulloch.

La decisión del jurado forzó la comparecencia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien llamó a la calma y admitió que este caso “evidencia” los retos aún pendientes en una nación con una historia de discriminación racial.

Aunque la de Oakland fue la más numerosa, otras ciudades del área de San Francisco vivieron también concentraciones en contra de la decisión del jurado como fue el caso de Berkeley, San José o la misma San Francisco.