Dispensarios de marihuana: ilegales pero exitosos

Son considerados ilegales, pero hace tres años ha incrementado la apertura de éstos en el Valle de San Fernando

Todos los dispensarios de marihuana medicinal en Los Ángeles son ilegales, no hay uno legal, que un negocio pueda satisfacer cierto número de reglas, y obtener cierta inmunidad, no lo exenta de ser procesado”, dijo el procurador de la ciudad, Mike Feuer a La Opinión.

El exlegislador fue electo al cargo hace poco más de un año justamente el día que los votantes de la ciudad aprobaron la Proposición D para regular la marihuana medicinal.

“Los votantes determinaron que había muchos, y muy cerca uno de otros, y junto a lugares vulnerables como las escuelas. Pero a la vez apoyan, como yo, la marihuana medicinal para aliviar los dolores de enfermos de cáncer y de otras enfermedades serias”, observó Feuer.

El fiscal de la Ciudad considera todo un desafío hacer cumplir el balance que establece la Proposición D porque bajo la ley federal no se consideran negocios legales ni tienen permisos.

“Creamos un sistema desde cero y estoy muy orgullo del avance que hemos logrado, porque hemos cerrado muchos negocios, pero todavía tenemos la mitad de los 800 dispensarios que teníamos cuando llegue”, señala.

En el Valle de San Fernando, la queja de los padres latinos es que hay una proliferación de tiendas de marihuana casi en cada esquina como tiendas de conveniencia.

En los últimos tres años ha habido una explosión de éstas en el área, y lo peor, dicen los padres de familia, es que se han abierto cerca de escuelas y parques.

“Hemos visto una mejoría, pero investigarlas, cerrarlas es un batalla, un proceso largo. Damos dos pasos hacia adelante, y luego retrocedemos dos”, señala la líder de los padres, quien prefirió no ser nombrada.

Y lo explica: “cuando logramos cerrar por fin una tienda, a los meses vuelven a abrir en otro lado del valle con otro nombre. Se cambian el nombre hasta cuatro veces”

Los padres han hablado con los directivos de las escuelas, la Policía y la concejal Nury Martínez, que representa el área.

Sin embargo, Feuer señaló que si bien en el Valle de San Fernando hay más dispensarios que en el resto de la ciudad, no es en un número extremadamente mayor.

“Hemos hecho alianzas muy exitosas con los vecinos, padres y las estaciones de policía para saber dónde están, investigarlos, procesarlos y cerrarlos”, aseguró Feuer, contento del avance logrado.