¡Listos para las licencias!

Inmigrantes latinos buscan aprobar el examen de manejo y acuden a clases con semanas de anticipación para aprender las reglas de conducir

Especial para La Opinión

Stephanie Rodríguez de El Salvador, Edison Hernández de Guatemala y José Alfredo Rodríguez de México se declararon listos para solicitar legalmente una licencia de conducir en el estado de California.

Sin embargo, sus previas experiencias los motivaron a participar de las clases ofrecidas por expertos de la Coalición Pro-Derechos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), ayer, en la Biblioteca Pública de Canoga Park.

“Hace tres semanas tuve un accidente horrible”, dijo Stephanie. “Un automovilista se nos vino de frente cuando manejaba en sentido contrario, aparte de que se pasó una luz roja”. Por fortuna, ni su esposo René ni sus gemelos de 7 años, sufrieron lesiones serias.

La mujer nacida en Ahuachapán, aseguró que ya había tomado el examen por Internet y solamente acudió a las clases para reforzar sus conocimientos sobre las leyes de tránsito.

Edison Hernández (25), originario de San Marcos, Guatemala declaró que, a pesar de que ha practicado al comando de un volante, se le hacen difíciles las preguntas del cuestionario. “Tengo que aprender el límite de velocidad en los freeways y saber cómo estacionar bien el auto”, dijo. “Tengo mi cita con el DMV el 17 de febrero, así que tendré tiempo para estudiar más”.

Por su parte, José Alfredo, oriundo de Tecalitlán, Jalisco, recordó que en 16 años que lleva manejando sin una licencia en California, las multas recibidas le han significado perder aproximadamente $6,000.

“La primera vez me agarraron por una luz que no prendía y me multaron con $1,200 y a los dos días que saque el carro del corralón tuve que pagar otros $250”, narró. “Y hace 8 años la policía me confiscó una Astro Van que costaba $1,800, pero como estaba viejita decidí perderla y, para evitar más multas, fui a regalarles el título de propiedad”

http://www.laopinion.com