De Blasio: “Los oficiales que dieron la espalda son irrespetuosos”

Bratton secundó las críticas del alcalde y apuntó contra la “operación tortuga”

De Blasio: “Los oficiales que dieron la espalda son irrespetuosos”
NYPD tuvo números récord en reducción del crimen.
Foto: Mariela Lombard / E Diario

El alcalde Bill de Blasio y su Comisionado de Policía Bill Bratton criticaron ayer a los uniformados que volvieron a darle la espalda el domingo mientras el mandatario pronunciaba su panegírico en el funeral del oficial Wenjian Liu, asesinado el 20 de diciembre junto con su colega Rafael Ramos. Los funcionarios municipales hicieron estas críticas durante la conferencia de prensa en la que la presentaron las cifras históricas de baja criminalidad registradas en la ciudad el año pasado.

“Aquellos que decidieron dar la espalda fueron tremendamente irrespetuosos con las familias de Liu y Ramos”, dijo el alcalde. “Puedo entender porqué lo hicieron, pero el contexto en que lo hicieron fue una falta de respeto no sólo para las familias de los oficiales asesinados sino para toda la población de Nueva York”.

Inmediatamente después, Bratton dijo sentirse “tremendamente decepcionado” con los oficiales que no respetaron su pedido —expresado en un memo dirigido el viernes a los miembros de la Fuerza— de no repetir la actitud que habían tenido en el funeral de Ramos. “No entiendo cuál es la necesidad de realizar una acción política en un funeral”, señaló el jefe de la policía, quien destacó que los que dieron la espalda fueron unos pocos cientos en medio de los 25,000 presentes en la ceremonia. “Felicito a la mayoría de los oficiales que no se avergonzaron a sí mismos”, agregó.

El Comisionado instó a los oficiales que tengan diferencias políticas a que protesten en otros sitios. “Si usted está en desacuerdo con las políticas de la Ciudad, vaya a manifestarse a la Alcaldía o a la sede de la Policía, pero no se ponga su uniforme y se comprometa en esta clase de acción en un funeral”, dijo.

Con respecto a un reciente informe que indica que el número de multas y de arrestos han disminuido 90% y 50% respectivamente luego del asesinato de Ramos y Liu (lo cual sugiere una “operación tortuga” o protesta silenciosa de los policías contra lo que consideran una falta de apoyo del alcalde), el Comisionado dijo que el Departamento está analizando el tema.

“Sobre los comentarios de que el ‘alcalde tiene sangre en sus manos’”, dijo Bratton citando las palabras del presidente del Sindicato de Patrulleros, Patrick Lynch, “quiero decir que estoy en total desacuerdo”, enfatizó.

Tanto Bratton como De Blasio se refirieron a la pendiente renegociación del contrato laboral con el Sindicato de Patrulleros y otras dos uniones como algo que podría estar afectando “la moral de los uniformados”.

La mayor parte de la conferencia estuvo dedicada a exponer las estadísticas de reducción de criminalidad, que el año pasado alcanzó un record histórico en la Ciudad. De Blasio destacó los logros de NYPD, alabó la labor de Bratton, y volvió a ratificar la política de ventanas rotas, cuestionada por el ala izquierda de la coalición que lo llevó al poder.

“La mayoría de los oficiales de NYPD viven en Nueva York, lo que quiere decir reducir el esfuerzo para mantener la seguridad pública afectaría directamente a sus familias, y eso es algo que ellos no van a hacer”, aseguró Bratton.


LEE TAMBIÉN

Dan la espalda a De Blasio en conmovedor funeral del agente Liu

Jefe de Policía pide que no haya protestas contra el alcalde


El año pasado se registró el número de homicidios más bajo en la historia de la ciudad y las tasas de homicidio y robo más bajas de los últimos 10 años. Respecto de 2013:

  • El índice de criminalidad se redujo 4,6 %
  • El crimen en viviendas públicas cayó 6 %
  • Los arrestos por posesión de marihuana cayeron 10,5 %
  • Las quejas a la Junta de Revisión de Querellas Civiles disminuyeron 11%

“Mantener a los neoyorquinos a salvo del peligro es nuestra principal prioridad y el compromiso de nuestros oficiales en los vecindarios seguros se refleja claramente en los índices de criminalidad bajos récord del año pasado”, dijo De Blasio.

“Sabemos que el camino hacia una ciudad aún más segura está arraigada en crear vínculos más estrechos entre la policía y las comunidades a las que sirven”, agregó.

Por su parte el Comisionado dijo que, “La Ciudad de Nueva York es la ciudad grande más segura del país, gracias a la ardua labor de los miembros de la policía de Nueva York que día a día realizan incansablemente su deber de servir y proteger a nuestras comunidades”, y agregó que, “La Policía de Nueva York está comprometida a reducir aún más la delincuencia a través de las relaciones con la comunidad y con la integración de la tecnología”.

La oficina del alcalde De Blasio dijo que su administración ha invertido $350 millones para hacer la policía de Nueva York más segura y efectiva, incluyendo la provisión de tabletas y teléfonos inteligentes para todas las patrullas y carros oficiales, capacitación y nuevo entrenamiento para todo el departamento, y un nuevo programa piloto de cámaras corporales.