Baja esperanza de identificar restos de estudiantes de Ayotzinapa

Los restos fueron reducidos a cenizas y arrojados a un río
Sigue a La Opinión en Facebook
Baja esperanza de identificar restos de estudiantes de Ayotzinapa
Los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecieron el pasado 26 de septiembre.
Foto: EFE

CIUDAD de MÉXICO – La pira que ardió por horas en el basurero municipal de Cocula, Guerrero, para consumir los cuerpos de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa diluyó casi toda esperanza de identificar a los desaparecidos el 26 de septiembre pasado.

“El calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso”, informó este martes la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado que tituló “Nuevos resultados de la Universidad de Innsbruck, caso Iguala”.

El gobierno mexicano determinó en noviembre enviar los restos de los jóvenes al Instituto de Medicina Forense de esta universidad de Austria, tras dar a conocer la versión de los presuntos autores materiales de los hechos que asesinaron y redujeron a los 43 a cenizas y pedacitos minúsculos de huesos para tirarlos a un río.

La información dada a conocer esta mañana matiza que aún hay una opción con “oportunidades” y “riesgos”: la novedosa tecnología llamada “Secuenciación Masivamente Paralela (MPS)”.

“No podemos proporcionar un estimado sobre el éxito, pero las especificaciones técnicas de la MPS son más prometedoras que cualquier otro método de identificación genética molecular existente”, detalló la PGR sobre el informe austriaco.

“El principal riesgo es que los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional de ADN que ayudaría en el proceso de identificación”, advirtió.

Las autoridades en México tomaron el riesgo y respondieron a Innsbruck que proceda “de inmediato” a realizar los estudios.

COBERTURA ESPECIAL DEL CASO AYOTZINAPA

La decisión sorprendió a las familias de los estudiantes. En voz de su representante, el abogado Vidulfo Rosales, lamentaron que no se les haya consultado a pesar de los riesgos.

“Al someterse a estas nuevas pruebas hay el riesgo de que no quede nada de ADN y nunca se sepa si son o no los muchachos”, dijo. “Eso va a impactar en la creencia de los padres de familia, la mayoría indígenas para quienes el tema del duelo es muy simbólico y seguiremos exigiendo la verdad”.