¿Misión? La clase media

¿Misión? La clase media
Construction workers fixing bridges and city streets in Manhattan.
Foto: Mariela Lombard

“Es la labor de nuestra generación: reavivar el verdadero motor del crecimiento económico de América, una creciente y próspera clase media”

Esta fue una de las frases del discurso de la Unión de Barack Obama. Pero no el de anoche. El de 2013. En 2014 volvió a incidir en ello y anunció una serie de medidas para conseguirlo.

El presidente lleva años intentando reforzar la posición de esta franja de la población que es el pilar económico y social del país, pero pese al avance económico, la recuperación del empleo y del mercado inmobiliario, la fragilidad de la clase media es cada vez más evidente, en buena medida por el estancamiento salarial.

Este año, a la vista de lo creciente de la desigualdad social y la precariedad de la clase media, Obama quiere afinar más.

En materia fiscal, en 2015 la agenda del Presidente pasa por recortar las diferencias entre cómo se fiscaliza el trabajo y cómo el capital. Las actuales tasas favorecen los ingresos de este último, por más que la gran mayor parte del país derive sus ingresos de su labor y no de los rendimientos en bolsa o plusvalías de ventas de activos.

Obama quiere subir los impuestos a las ganancias de capital del actual 23.8% a 28% y, además, imponer estos impuestos en activos que se pasen en grandes herencias

También quiere imponer comisiones sobre la gran banca y, con los ingresos por estas reformas, recortar los impuestos a la clase media y, con créditos fiscales, animar a padres y madres a unirse al mercado laboral ayudándoles a costear, en cierta medida, el elevado costo del cuidado de los hijos. Hay créditos que pueden ser solicitados por familias que ingresen más de $120,000 al año.

El Presidente quiere expandir el EITC (el crédito fiscal para personas de bajos recursos), mejorar los créditos fiscales para estudiantes y animar el ahorro para la jubilación con cuentas IRA después de que las Myra, de 2014, no hayan despegado.

Antes del discurso, la Administración tomó otras medidas para hacer la vida más fácil al grueso de la población. Para empezar recortó las primas de los seguros de hipotecas FHA, que se usan, sobre todo en mercados caros, por la clase media. Además rebajó el capital inicial que permite obtener un préstamo FHA.

Para los trabajadores federales, con el alcance de sus acciones ejecutivas, el mandatario puso en marcha medidas para mejorar salarios y conciliar su vida familiar. Además Obama apoya una subida del salario mínimo federal.

Las propuestas de ayer de Obama, entre las que se encuentran la gratuidad de los colegios comunitarios para algunos estudiantes, se van a encontrar con la oposición republicana. La clase media puede tener un abogado en Obama, pero más allá de cambiar el tono del debate, el Presidente no tiene audiencia en el Congreso con el que debería trabajar