Oreo celebra Valentine’s Day tentándonos a subir de peso

Oreo celebra Valentine’s Day tentándonos a subir de peso

No soy una tragona de dulces, y ni siquiera es cuestión de que esté obsesionada con hacer dieta. Lo que pasa es que no me gustan: chocolates, caramelos, sodas…Nada de ese listado me apetece en lo más mínimo. Si alguien cometiera el despropósito de regalarme una caja de chocolates, es bien probable que le saliera telarañas en mi alacena. A menos de que sea chocolate blanco, que me encanta, pero que realmente no es más que leche con azúcar. Lo que si me derriten son los dulces horneados: pastelillos, cupcakes y galletas suaves- sobretodo si son de red velvet o vainilla. Parece ser que Oreo me leyó la mente y a tiempo para Valentine’s Day planea volverme una gordita feliz: en febrero llegan las galletas red velvet a las tiendas. 

red-velvet

Esta es la primera vez que la marca cambia su tradicional color blanco (masa de chocolate) y negro (relleno de vainilla) desde el 2004 y yo no puedo más que aplaudir esta decisión. El red velvet es un saborsísimo que ha existido por décadas pero que hace par de años, con la fama de los cupcakes, ha gran popularidad a nivel mundial (si es por mí compraba acciones). Oreo no es la primera marca que se baña en este delicioso sabor rojo (hemos visto velas, vodka y hasta café) pero seguramente ya tiene a más de una amante de esta delicia esperando a que las galletitas lleguen a los supermercados. ¿Se te hace agua la boca?