Las diputaciones en México también se ganan en ¡rifa!

Una abuela viuda, un dirigente campesino, una académica y un activista, ganaron diputación federal por el partido de izquierda Morena

Andrés Manuel López Obrador es el dirigente de Morena.
Andrés Manuel López Obrador es el dirigente de Morena.
Foto: EFE / Archivo

Una abuela viuda, un dirigente campesino, una académica y un activista, entre otros personajes desconocidos, ganaron una futura diputación federal a través de una rifa del partido Morena, fundado por el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Los nombres de los ganadores, junto con los de 3,000 aspirantes al Legislativo, giraron y giraron en 10 tómbolas que el partido político llevó ayer a un deportivo de la Ciudad de México expresamente para elegir así a 200 personas para las listas de candidaturas plurinominales.

Estar en esas listas, también conocidas como “representación proporcional”, es la posición más cotizada en el mundo de la política mexicana porque es un pase automático al Congreso sin ser votados, sino como parte de la tajada que se lleva cada partido por ir a las elecciones.

Los mandamás de la política utilizan a las plurinominales para que sus amigos, parejas, camaradas y parientes se conviertan en los dirigentes de las bancadas en las Cámaras de Diputados y Senadores, los que empujan y paran leyes.

Pero López Obrador – el líder máximo de Morena- dijo que él está “decidido a romper uno de los principales moldes de la política corrupta” y por eso promovió el esquema de selección similar al de la lotería: dejar que la suerte escoja a “hombres y mujeres del pueblo”, “limpios”, “buenos” y “comprometidos”.

Así no importan sus grados académicos – dijo- al cabo que se ha comprobado que aunque se vayan a estudiar al extranjero “regresan para hacer daño, robar y saquear a México”.

Para Morena es muy importante “la honestidad” y “los buenos sentimientos”; de hecho, tales virtudes las toma como sinónimos de “ser de izquierda” y no duda que los elegidos por la tómbola cuenten con esos rasgos en su personalidad.

Eso sí: les advirtió que “a la primera traición” serán expulsados de la organización que los encumbrará en las elecciones del 7 de junio, cuando participe por primera vez en unos comicios, y pretende hacerse de la Presidencia para 2018 con López Obrador como candidato.