Memes de Anna Allen, la actriz que inventó su asistencia a los Oscar

La intérprete española mintió sobre su presencia en la gala publicando fotos editadas con Photoshop en la alfombra roja
Memes de Anna Allen, la actriz que inventó su asistencia a los Oscar
Anna también mintió sobre su participación en 'The Big Bang Theory' y 'White Collar.
Foto: Showbiz

El culebrón en torno a la vida ficticia de la actriz Anna Allen tiene pinta de ir a tener más capítulos que ‘Keeping Up with the Kardashians’. Si el pasado fin de semana La Otra Crónica de El Mundo revelaba que la intérprete había mentido sobre su asistencia a la gala de los Óscar -llegando a aportar incluso como “pruebas” de su momento de gloria en Hollywood fotografías suyas sobre la alfombra roja editadas con Photoshop- ahora ese mismo medio ha confirmado que su trabajo humanitario con la asociación de lucha contra el sida Fight Aids junto a la mismísima Estefanía de Mónaco es tan falso como su meteórica carrera en la meca del cine.

Ninguna actriz española es embajadora de Fight Aids porque, además, no existe esa figura en nuestra asociación. Ni siquiera para nuestra princesa, que es la presidenta”, aseguraron a la mencionada publicación portavoces de la sede en Mónaco de la asociación.

Además de proclamar a bombo y platillo su labor solidaria, Anna también aseguró a LOC que complementaba su faceta como actriz con colaboraciones regulares con la marca de móviles de lujo británica Vertu, algo que han desmentido desde su departamento de marketing. Eso sí, en este caso la historia de la actriz le valió un móvil valorado en 5.000 euros, regalo de la casa.

No es verdad, esta actriz no es embajadora de nuestra marca. Pero le gustan mucho nuestros teléfonos y nuestro consejero delegado le regaló un Aster”, aclararon portavoces de Vertu.

Pero las mentiras de Allen no se limitan al terreno profesional, donde aseguró haber participado en series como ‘The Big Bang Theory’ o ‘White Collar’, sino que se extienden también al personal y, más en concreto, a su edad. Si bien ella asegura tener 32 años, en realidad nació en el año 1977 por lo que ya tendría a sus espaldas 37 años.

El lugar de residencia de la imaginativa intérprete ha sido otro de los datos de su biografía que ha considerado necesario “adornar” asegurando que a día de hoy reside en Los Ángeles, cuando las últimas informaciones obtenidas por el mencionado portal apuntan a que en realidad lo haría en Cerdanyola del Vallès, en Cataluña, un municipio de 57.000 habitantes a media hora de Barcelona.

Quienes aún no han logrado asimilar la noticia de las mentiras de la intérprete son los responsables de las marcas que le prestaron las joyas y los zapatos para su gran noche, ya que a sus ojos la invitación de Anna a los premios de la Academia de Cine parecía legítima.

“La verdad es que no me lo puedo creer. De momento me lo he tomado a broma, a risa”, explica a LOC Rocío Mozo, diseñadora de los zapatos de la “gran noche” de la intérprete española en Hollywood, mientras que desde la joyería Suárez -que le prestó las joyas- coinciden en que nunca les dio motivos para dudar de su sinceridad.