La izquierda volada no promete nada esta vez

El golpe favorito de Manny Pacquiao le convirtió en titán, pero hay dudas sobre su efectividad contra Mayweather
La izquierda volada no promete nada esta vez
El volado de izquierda de Manny Pacquiao ha perdido contundencia en los últimos tiempos.
Foto: Getty Images

Julio César Chávez patentó su gancho al hígado y Alexis Argüello su cruzado de derecha. Otros construyeron su ‘trademark’ en el boxeo –más allá de un solo golpe definitorio y concluyente– con su manera de pelear.

Manny Pacquiao es el típico caso del peleador que aunque tiene un golpe crucial para lastimar a sus oponentes, es exitoso en sus batallas por su actitud agresiva en el ensogado. Aptitud (poder, velocidad, pegada) más actitud (convicción para ir al frente a agredir al enemigo).

Discutimos acerca de las armas de Pacquiao de cara a su  combate frente a Floyd Mayweather el 2 de mayo en Las Vegas y qué valor pueden tener frente a un hombre que parece saberlo todo cuando se trata de desactivar el plan de pelea de sus rivales.

Evangelista Cotto, quien condujo la carrera de Miguel Cotto, su sobrino, durante varios años, cree que el instrumental del filipino tiene que cambiar sustancialmente para tener una opción real de victoria.

“Para Pacquiao conectar a Mayweather tiene que acercarse a él y tiene que correr riesgos”, dice el entrenador boricua.

La izquierda volada por afuera de Manny Pacquiao le ha ganado un nombre entre los mejores y ese ha sido su golpe decisivo. Para un hombre que tira combinaciones de 10 y 12 golpes, está claro que lastima en el segundo y tercer envite por la presión que mantiene sobre un rival al que le va a sorprender la velocidad y la agresión sostenida.

“La izquierda en gancho de Pacquiao fue muy buena, pero en su mejor época y contra peleadores de menos peso… hace ya unos años, pero si usted mira, desde que subió de categoría, ese golpe llega menos”, insiste Cotto. “Para conectar su volado de izquierda ante hombres grandes le cuesta mucho porque ellos son más altos”.

Visto así, luce que el temido volado de zurda de Pacquiao  es un arma del pasado que fue efectiva para presas menores, pero que no le ha servido ante los peleadores de más talla física y no le  va servir ante “Money”.

“Ese golpe funcionó antes, en los mejores años… en el apogeo de Pacquiao, por su manera de moverse lateralmente, pero él ya no tiene la velocidad de antes… para atacar una y otra vez”, concluye Evangelista Cotto, quien por más de una razón da favorito al polémico invicto de Las Vegas.

“Puede pasar cualquier cosa, pero yo veo ganador a Mayweather”.

Queda claro que para Pacquiao es un asunto más de actitud que de aptitud. Si no lo vas a cazar con tu mejor golpe, entonces queda la opción de cumplir un plan para ganar la pelea de la inteligencia, y así tratar de ganar la pelea de las trompadas.

 

¿Se fue el poder noqueador?

Las cifras no mienten: incluso antes de  perder por nocaut con Juan Manuel Márquez, el zurdo filipino había destrozado a  Joshua Clottey, Antonio Margarito y Miguel Cotto, a quienes  molió a las trompadas, pero no pudo ponerlos en el lona por la cuenta completa. También le ganó a hombres más grandes como Brandon Ríos o Chris Algieri, arrollándolos de campana a campana, pero sin noquearlos.

“No es sólo que sean más grandes, sino que ya Pacquiao  no es el de antes”, subraya Evangelista Cotto desde su gimnasio en Caguas.