Lexus eligió China para presentar su rediseñado sedán ES

A pesar del sentimiento antijaponés que prevalece en ese país, Toyota ambiciona una presencia más global
Lexus eligió China para presentar su rediseñado sedán ES
El nuevo Lexus ES se dará a conocer en el Salón del Automóvil de Shanghai.
Foto: Toyota

Lexus, la división de lujo de Toyota, introducirá un nuevo modelo en el Auto Show de Shanghai en China por segundo año consecutivo, un sedán ES rediseñado.

La compañía dio a conocer unos detalles de los ES renovados en su sitio web, que muestra la luz de circulación diurna en forma de L y la rejilla frontal en forma de huso, que son características de estilo de la marca de lujo. La automotriz lanzará más detalles cuando el auto se de a conocer el 20 de abril en el Salón del Automóvil de Shanghai.

Lexus eligió China después de introducir el SUV compacto NX el año pasado en Beijing, lo que subraya las ambiciones cada vez más globales de Toyota para su marca de lujo que todavía genera el grueso de sus ventas en los Estados Unidos.

Lexus destinó 85,000 ventas de vehículos al mercado de China el año pasado, alrededor de una cuarta parte de sus entregas a los clientes estadounidenses.

Con la actualización de los ES, Lexus renueva dos de sus modelos más vendidos en la serie. La cuarta generación del SUV RX, el más vendido de la marca, debutó a principios de este mes en el Auto Show de Nueva York y saldrá a la venta en el otoño. El ES es el sedán más vendido de la marca en Estados Unidos.

Lexus no ha podido seguir el ritmo de sus competidores alemanes BMW, Daimler y Audi en China. Una barrera para el crecimiento ha sido la renuencia de Toyota para construir vehículos Lexus localmente, pues los modelos de la marca hecha en Japón están sujetos a un arancel de importación del 25%.

Según los analistas, el lento crecimiento de la marca japonesa en China no se debe al problema de fabricación, sino al sentimiento antijaponés que algunos chinos todavía conservan. Sin embargo, los analistas creen que para fines de esta década ese sentimiento puede cambiar con una creciente generación de nuevos consumidores.