Padres son el mayor peligro de niños asesinados, según reporte

215 menores de edad fueron asesinados o murieron accidentalmente en un año de acuerdo a reporte del condado
Padres son el mayor peligro de niños asesinados, según reporte
El pequeño Gabriel Fernández falleció tras sufrir fracturas en el cráneo y las costillas así como quemaduras por casi todo el cuerpo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Los papás, mamás y los novios son las personas más peligrosas en la vida de los infantes, según el último reporte de la Agencia Interdepartamental de Negligencia y Abuso del Condado de Los Angeles (ICAN).
De los 19 menores que fueron asesinados en el 2013, 12 murieron a manos del padre, padrastro o el novio de la mamá. Tres pequeños fueron asesinados por sus madres, dos por la mamá y el novio y otros dos por la mamá y el papá.
Las personas deben saber que el peor reporte de abuso es el que no se hace. Si alguien ve algo fuera de lugar debe reportarlo”, dijo Deanne Tilton Durfee, directora ejecutiva de ICAN.
En total, 215 menores de edad fueron asesinados o murieron accidentalmente. Esta cifra representa una disminución de cuatro casos ó 1.8% del año anterior.
93 menores murieron accidentalmente, como el caso de Randy, de dos años de edad, quien murió ahogado en una piscina. De acuerdo con el recuento de las autoridades, su madre dejó de verlo por 5 minutos y cuando regresó él cuerpo del niño estaba flotando boca abajo. Nadie lo escuchó gritar.
También se registraron otras 90 muertes cuya causa no fue determinada.

Tal es el caso de María, una bebita de dos meses y medio que fue colocada para dormir boca abajo por su madre, cuando su abuela regresó a verla 20 minutos después, la bebé estaba morada y con sangre en la nariz.
El 55% de los niños que murieron o fueron asesinados son hispanos, seguidos por 17% de afroamericanos y 14% caucásicos.

En el Condado de Los Ángeles

– 215 menores de edad murieron o fueron asesinados.
– 93 muertes accidentales, la principal causa de muerte fueron accidentes automovilísticos.
– 90 muertes indeterminadas. Las familias del 36% de éstos menores habían tenido contacto con DCFS (Departamento de Servicios Infantiles y Familiares).
– 57 bebés murieron al compartir la cama con un adulto. 6 muertes fueron declaradas accidentales y en 51 la causa no pudo establecerse.
– 19 niños fueron asesinados por sus padres. El 84% de éstos tenían menos de 5 años de edad. El 42% tenían menos de un año de edad.

 

?>