Cuidado con el síndrome del espejo

Muchos jóvenes sufren el estrés de cumplir con estándares de belleza para sentirse aceptados
Cuidado con el síndrome del espejo
El desorden emocional ocurre cuando la persona se ve a sí misma de manera distorsionada frente al espejo.
Foto: Shutterstock

Es normal encontrarse defectos físicos, pero cuando esta práctica se vuelve una obsesión y la atención se enfoca en alcanzar la perfección, podría tratarse del síndrome del espejo. Esta patología consiste en un trastorno resultado de una necesidad enfermiza de sentirse atractivo, que actualmente se hace más común en la sociedad, de acuerdo con la psicóloga Ana Cecilia Velázquez Conchas.

¿Con qué se relaciona?

“El síndrome del espejo se relaciona con otros trastornos como la anorexia, que es un desorden alimenticio y psicológico a la vez. La persona inicia un régimen alimenticio para perder peso”, explicó.

“También se relaciona con la bulimia, misma que se caracteriza por episodios secretos de excesiva ingestión de alimentos, seguidos por métodos inapropiados para controlar el peso como el vómito autoinducido, el abuso de laxantes o diuréticos, así como la realización de ejercicios demasiado exigentes para el cuerpo”.

¿Por qué se presenta?

Agregó que este problema se presenta debido a un desorden emocional que provoca que la persona se vea a sí misma de manera distorsionada frente al espejo, percepción que la lleva a realizar ejercicios físicos constantes de manera obsesiva compulsiva, sin importar las consecuencias.

Los defectos son todo lo que ven e incluso imaginan otros que no existen, aseguró la psicóloga, lo que puede desencadenar que la persona caiga en una depresión o algún otro tipo de problema mental y emocional, con serias consecuencias respecto a su interacción con la sociedad por temor a ser rechazada.

“En la actualidad es muy común ver que desde muy jóvenes se les motiva a presentar un hermoso cuerpo para sentir la pertenencia y aceptación hacia algún grupo, trabajo o amistades”, indicó.