Descubre el zoo de L.A.

En Los Ángeles no hay excusa: el buen tiempo y la fácil accesibilidad te permiten visitar el zoológico local, con los tuyos, siempre que puedas. Aquí tienes una guía

El zoo de Los Ángeles ofrece oportunidades únicas a toda la familia para disfrutar el lugar y sus animales.
El zoo de Los Ángeles ofrece oportunidades únicas a toda la familia para disfrutar el lugar y sus animales.
Foto: Getty Images

Desde los tranquilos y vistosos flamingos a los impresionantes chimpancés a los nuevos residentes en posible peligro de extinción, el zoológico de Los Ángeles o L.A. Zoo tiene algo para todos.

Y con la llegada no oficial del verano en esplendor, cualquier motivo para conectar con la naturaleza y disfrutar del clima angelino es buena para visitar el conocido parque.

Viaja al trópico

Stewie disfrutando de su nuevo hogar.
Stewie disfrutando de su nuevo hogar.

La exhibición del momento, por ser la más nueva, es la de los jaguares, habitado por la hembra Johar y el macho Stewie, de 7 y 4 años de edad, respectivamente. Ellos se pasean por su resguardado hogar, ubicada en el Bosque tropical de las Américas, o Rainforest of the Americas, y desde ahí se les puede ver descansando u observando a sus interesantes visitantes.

En esta zona, también se encuentran caimanes de Sudamérica y Panamá y los poco conocidos monos, uacarí rojo o huapo colorado, cuya alta jaula se encuentra a lo lejos por su poca acostumbrada interacción con los humanos. Y de acuerdo con voceros del zoológico angelino, este es el único lugar fuera de su natal Perú que cuenta con estos animales de rostro rojo en exhibición.

Chimpancés, cara a cara

En las montañas de los chimpancés, o Chimpanzees of Mahale Mountains, puede pasar de todo. Un día los monos, pertenecientes a tres generaciones, pueden estar relajados limpiándose unos a los otros y en otros pueden estar más cerca de los humanos comiendo los más de mil libras de comida que consumen diariamente. O quizás hasta estén disfrutando de su penthouse, ubicado en lo alto, lejos de la mayoría de los más de 1.6 millones de visitantes anuales.

Los chimpancés son uno de los animales más populares del zoológico angelino.
Los chimpancés son uno de los animales más populares del zoológico angelino.

Los chimpancés también son los protagonistas de pláticas diarias que tiene el lugar con un experto sobre el comportamiento de estos simpáticos animalitos y su almuerzo es servido todos los días a la 1:30 p.m, y observado por los curiosos.

Los canguros también gozan de gran popularidad, sobre todo por el nuevo residente recientemente nombrado Winnie the Roo. En la sección de “Australia”, también están los koalas, que raramente muestran actividad física por su alto consumo de eucalipto; y los ualabís, con una de ellas embarazada.

Los koalas sobre árboles de eucalipto.
Los koalas sobre árboles de eucalipto.

Elefantes, las estrellas

Otros de los más de 1,100 mamíferos que habitan este lugar son los elefantes. En este, se pueden mirar a los enormes animales en una área con albercas que también funcionan como tinas de baño, y colinas arenosas, que se asimilan a su hábitat natural en Asia; y aprender sobre los esfuerzos de preservación de estos adorables residentes.

Y siguiendo con tamaños enormes, los rinocerontes cuentan con un espacio especial y todos los sábados se puede tener un encuentro más cercano con Randa, la rinoceronte de la India, a la que se puede tocar y alimentar por un costo adicional y reservación necesaria.

Para los más pequeños

Para los pequeños, no hay mejor lugar que Muriel’s Ranch, o El rancho de Muriel, donde puede acariciar o peinar a chivos o cabras. También se puede mirar al ganso llamado Mario y a otros que están en esa zona. Pero ¡ojo!, no todos los animales se pueden tocar, solo los que están en la secciones no acordonadas. Tampoco se permite que los niños corran o alimenten a las estrellas de esta zona, como medida de precaución.

Antes de entrar a esa área, en la falda de Winnick Family Children’s Zoo, un experto se coloca en los anchos pasillos para que los interesados toquen y hagan preguntas sobre diferentes animales que sujeta, como una tortuga, un armadillo o hasta una temerosa serpiente. Y desde esta perspectiva, la experiencia no provoca escalofríos sino emoción por estar tan cerca de estos otros organismos que de otra manera ni por curiosidad se deben de acercar.

Otros zonas del zoológico están enfocadas en los reptiles y anfibios, así como animales marítimos, como los lobos marinos, entre otros. En esta última, los animales pueden ser vistos desde enormes ventanas de vidrio con asientos para facilitar la experiencia.

Asimismo, todas las secciones cuentan con letreros informativos en inglés así como en español, reconociendo el alto número de visitantes de habla hispana.

Y si quiere maximizar su tiempo, puede utilizar el minibus Safari Shuttle que le permitirá acortar las distancias del parque que ocupa 113 acres de espacio. Este servicio tiene un costo adicional, de $4, pero en realidad vale la pena si hay algún miembro de la familia es pequeño, tiene alguna discapacidad o si prefiere no caminar tanto todo el día.

Así puedes visitarlo

Dónde: El zoológico de Los Ángeles está ubicado en el 5333 Zoo Drive, en el área designada como Griffith Park, donde se cruzan las carreteras 5 y 134.

Cuándo: abierto todos los días, excepto el 25 de diciembre, de 10 a.m. a 5 p.m.

Cómo: entrada general es de $19; $16 para mayores de 62 años; y $14 para niños entre 2 y 12 años. Más información en http://www.lazoo.org o (323) 644-4200.

Cómo puedes ahorrar

Para mantenerse accesible para los residentes del área, el L.A. Zoo cuenta con un paquete familiar todos los viernes del 5 de junio al 25 de septiembre. Por $54, (que equivale a un ahorro de $12), dos adultos y dos niños pueden entrar al parque y contar con un 10% de descuento en sus compras en cualquiera de las tiendas de mercancía alusivas al zoológico hechas ese día.