¿Se le puede coronar el No. 1 de la historia?

Lionel Messi cumple 28 años con logros que algunos consideran los más impresionantes de todos los tiempos, pero la realidad es que el debate sólo ha comenzado y el tiempo tendrá la última palabra
¿Se le puede coronar el No. 1 de la historia?
Lionel Messi está en busca de su primer campeonato mayor con la selección de Argentina.
Foto: Getty Images

¿Está Lionel Messi a la altura de los más grandes de la historia del fútbol? El siempre incómodo ejercicio de comparar futbolistas de épocas diferentes suele tropezar casi de arranque. Y es que para quienes fabrican muros ideológicos y fronteras infranqueables para el debate, no hay comparación que valga.

Los románticos del fútbol clásico tienen un argumento rocoso e inamovible: “Cuando Messi gane un Mundial hablamos…”.

Obvio, en el recuerdo viven con fuerza aún los tres Mundiales obtenidos por Pelé –incluso el de Chile 1962 en el que casi no jugó- y la Copa del Mundo ganada por Maradona en México 1986. A simple vista es una realidad. Mientras el trofeo más importante del fútbol siga siendo un pendiente en la carrera del astro rosarino, no se le abrirán jubilosas las compuertas del Olimpo, no importa que haya sido considerado –injustamente o no- el mejor futbolista del Mundial de Brasil 2014.

Tampoco vale que Messi sea el máximo ganador del Balón de Oro, el premio individual más relevante en el mundo del fútbol, y una estatuilla a la que en su momento no optaron ni Pelé ni Maradona, que no eran elegibles, ya que ese premio era entonces exclusivo para los futbolistas europeos. Al brasileño, con afán de resarcirle tardíamente semejante discriminación, se le entregó en 2014 un Balón de Oro por su trayectoria, lo que ya habían hecho con Maradona en 1995.

Ganar un Mundial Juvenil o unos Juegos Olímpicos, como lo hizo Messi en 2005 y 2008, respectivamente, no sirve para quienes defienden a ultranza las bondades del pasado;  no fueron efectivamente competencias que pudiera disputar en su momento Pelé. Pero los tiempos cambian y de eso tampoco es culpable Messi.

¿Quién se puede asegurar que si en 1958 hubiera habido un Mundial Sub-17 al astro del Santos lo hubieran convocado para estar con ese equipo en lugar de acudir con la selección mayor a Suecia?

 

Choque generacional

Tal vez futuras generaciones tengan una visión diferente y puedan cuestionar injustamente el pódium perenne del gran crack brasileño, por no haber ganado nunca una Champions League, que en nuestros días es sin duda el torneo más importante del planeta, en el que cada año se suele ver incluso mejor fútbol al que se mira cada cuatro años en un Mundial.

Y es que curiosamente quienes defienden el reinado intocable de Pelé o Maradona suelen considerar sólo la mitad de la historia. Es decir, comparan únicamente las trayectorias de los astros a nivel selección, como sí lo que sucediera a nivel de clubes no tuviera ninguna importancia.

Como se puede sustentar con estadísticas, Pelé fue más productivo en ese rubro que Messi o Maradona en cuanto a goles anotados y triunfos obtenidos, pero buena parte de esa distancia la fabricó en partidos de carácter amistoso.

A nivel clubes, en cambio, la trayectoria de Messi en cuanto a logros individuales y colectivos, a los 28 años que hoy cumple, ya ha superado a la de los otros dos monstruos con los que hoy se compara, lo que en su momento también consiguió otro mito del fútbol mundial, Alfredo Di Stéfano.

Aún considerándolas competencias de un mismo relieve, las cuatro UEFA Champions League que ha recolectado Messi están por encima de las dos Copas Libertadores obtenidas por Pelé, y ni se diga de la única Copa UEFA que conquistó el Nápoles de Maradona.

¿Comparación equitativa?

Los dos Mundial de clubes que ganó Messi con el FC Barcelona se equiparan con las dos Copas Intercontinentales de Pelé, y en general la recolecta de triunfos del argentino es más sustanciosa.

Habrá quien diga que esa comparación no es del toda equitativa, ya que Messi tuvo la fortuna de integrar a un gran equipo, seguramente al mejor Barcelona de todos los tiempos y uno de los clubes más dominantes de toda la historia. Pero lo mismo podría decirse de la selección brasileña en la que militó Edson Arantes Do Nascimento, cuya calidad de los futbolistas que le rodeaban le permitió incluso ganar un Mundial sin el 10 en el campo.

No es fácil determinar si lo conseguido por Messi hasta hoy a nivel de equipos, pese a no haber ganado aún el Mundial que todos le exigen, baste para instalarle por encima de Pelé o Maradona, pero sí debería ser suficiente para admitir el debate y reconocer que nadie ha logrado acercarse a la edad de 28 años como hoy lo hace Lionel Messi, y que “ningunearlo” del club de los más grandes por su falta de logros a nivel selección mayor es tan absurdo como en su día podría ser minimizar a Pelé o Maradona por no haber ganado nunca la “Orejona”.

 

 

Máximas conquistas en clubes

Maradona nunca pudo jugar en un equipo tan bien estructurado como el FC Barcelona de años recientes o el Santos de los 60. Aunque Diego también vistió los colores blaugranas, en realidad era un Barcelona de un nivel muy diferente al actual, y su exitosa estancia en el Nápoles nunca le colocó en posición de ganar la Copa de Europa (hoy Liga de Campeones) ni disputar una Copa Intercontinental.

 

Messi

4 veces campeón de la UEFA Champions League

2 veces campeón del Mundial de Clubes

7 veces campeón de la Liga española

3 veces campeón de la Copa del Rey

 

Maradona

1 vez campeón de la Copa UEFA

2 veces campeón de la Serie A de Italia

1 vez campeón de la Liga Argentina

1 vez campeón de la Copa del Rey

1 vez campeón de la Copa de Italia

 

Pelé

2 veces campeón de la Copa Intercontinental

2 veces campeón de la Copa Libertadores

6 veces campeón del Campeonato Brasileño Serie A

1 vez campeón de la NASL (EEUU)

 

 

Los tres monstruos a nivel de clubes

Concepto Messi Maradona Pelé
Partidos y goles en Liga nacional 315/286 491/259 560/541
Partidos y goles en Copa continentales de equipos 99/77 33/13 28/27
Partidos y goles en Mundial de clubes o Copa Intercontinental 4/1 0/0 3/7

 

 

Messi a los 28 años

Considerando sus números con selección nacional hasta los 28 años de edad, Messi jugó arriba del 30% más de partidos internaciones que Maradona y Pelé, superando en cuando goles a su compatriota con una cifra muy parecida a la que llevaba Pelé hasta el 23 de octubre de 1968, cuando cumplió 28 años.

Messi, que suma 100 partidos internacionales, ha marcado 46 veces; a los 28 años, Maradona, claramente un jugador más armador y menos goleador, llevaba 63 juegos con Argentina marcando 31 goles y Pelé 61 juegos con 50 anotaciones. Obviamente, para entonces Diego y Edson ya habían ganado el Mundial, lo que Messi no ha conseguido y buscará lograr dentro de tres veranos más, cuando esté cumpliendo 31 años.

 

Los tres monstruos a nivel de selecciones

Concepto Messi Maradona Pelé
Partidos/goles internacionales 100/46 91/34 92/77
Partidos/goles en Copas del Mundo 15/5 21/8 14/12
Partidos/goles Copas América 13/3 12/4 6/8
Partidos/goles en eliminatorias mundialistas 34/13 8/3 6/6
Partidos/goles en otros torneos 0/0 10/2 16/17
Partidos/goles en amistosos 38/25 40/17 50/34
Triunfos 60 42 67
Empates 20 29 14
Derrotas 20 20 11
Efectividad en la selección 69.6 62.1 80.4

 

 

Nuestro debate

Pelé, el mejor de la historia

Jairo Giraldo

El análisis comparativo parte de dos parámetros: genialidad y eficacia. Lo que es lo mismo, capacidad para lo insólito y eficiencia para traducirlo en goles. Sólo dos lo han conseguido: Pelé y Messi. Maradona, Cruyff y Garrincha fueron genios, pero no goleadores. Puskas, Ronaldo y Di Stéfano fueron goleadores, pero no genios.

Pelé y Messi, vistos cada uno en la época del otro, no hay duda que lograrían el mismo impacto. Messi sería arrollador en los 50, 60 y 70, incluidos los títulos mundiales. Pelé, siendo el atleta maravilloso que fue, tampoco ganaría tres Mundiales en la época de Messi.

Pelé y Messi, cada uno en el contexto histórico del otro, marcan muchas equivalencias, pero el más completo de los dos fue Pelé, que sigue siendo, sin mirar las estadísticas, el más grande.

  1. Pelé. 2. Messi. 3. Di Stéfano. 4. Maradona. 5. Garrincha

 

Maradona ganaba él solo

Abraham Nudelstejer

Messi es el jugador más espectacular en la historia, pero no el mejor. La diferencia radica en que “La Pulga” siempre ha estado rodeado de grandes elencos, tanto en su club como en la selección de su país, mientras que “El Pelusa” ganó él solo sus batallas.

No me imagino a Messi obteniendo el ‘scudetto’ de la Liga Italiana con los secuaces que Maradona tuvo en el Nápoles. No es lo mismo jugar al lado de históricos como Xavi e Iniesta que compartir el césped con Bruno Giordano y Andrea Carnevale, italianos que a lo mucho son un nebuloso recuerdo para los suyos.

Messi es el jugador más brillante que generación alguna haya visto con el balón en sus pies, pero Maradona ha sido el mejor para ganar, él solo, guerras sin cuartel.

  1. Maradona. 2. Messi. 3. Pelé. 4. Cruyff. 5.Gerd Muller

 

La preparación marca la diferencia

Rafael Cores

Por un lado, aún es pronto en la carrera de Messi para decir si es el mejor de la historia. Por otro, comparar diferentes épocas es tan complicado como injusto. Está claro que ahora son más profesionales, mejor preparados, más rápidos y que, como en cualquier deporte, el rendimiento se va mejorando.

¿Es Messi más rápido que Di Stéfano? Sin duda. ¿Es más regular que Maradona? Obvio. ¿Mete más goles que Pelé? Va en camino… Pero quién sabe a dónde hubieran llegado esos genios con la preparación y dedicación que recibió Messi desde que era niño y se fue a Barcelona.

Además, ahora se dan muchas menos patadas: los jugadores están más protegidos gracias a las cámaras que todo lo captan. Y sí, le falta un Mundial.

  1. Pelé. 2. Maradona. 3. Di Stéfano. 4. Puskas. 5. Garrincha

 

Ninguno es mejor que el otro

Ángel Soto M.

En el arte no hay progreso. La finura de un trazo, la belleza de una nota musical o la profundidad y claridad de las palabras no conocen de épocas, y así debe ser en el fútbol, donde los monstruos de cada generación son únicos e irrepetibles.

El debate acerca de cuál jugador ha sido el mejor de este deporte es tan abstracto como sería comparar a Da Vinci con Goya o a Mozart con los Beatles; sencillamente imposible porque cada uno perteneció a su época y se desarrolló acorde a las circunstancias del momento.

Di Stéfano, Pelé, Maradona y Messi, cada uno es dueño de su tiempo, ninguno es mejor o peor que el otro, pero todos dan sentido al fútbol; han demostrado que la magia no está en ganar como sea, sino en hacerlo con arte.

Mis sinco mejores (no en orden): Di Stéfano, Maradona, Cruyff, Messi, Pelé