Joan Sebastian… ¡inmortal!

El ‘Poeta del pueblo’ está muy presente en su gran legado musical y amor de sus fans
Joan Sebastian… ¡inmortal!
Joan Sebastian dejó en su haber cinco premios Grammy y siete Latin Grammys.
Foto: /Agencia Reforma

MONTERREY, México

Empezó como un “Sembrador de amor” y a lo largo de su vida eso fue lo que cosechó Joan Sebastian antes de su partida el 13 de julio, a los 64 años de edad, en su rancho Cruz de la Sierra, en la comunidad de Teacalco, Municipio de Taxco (México).

Esta canción, junto con “El camino del amor”, fueron algunos de los primeros éxitos en la carrera del cantautor dentro y fuera de México.

A partir de entonces comenzaría a ganarse el mote de “Poeta del Pueblo”, junto con “El Huracán del Sur” y “El Rey del Jaripeo”.

Trayectoria musical

Desde finales de los 60, el jovencito que echó su guitarra al hombro y se lanzó al DF alentado por la recomendación de Angélica María, y no hallaría descanso para trabajar a brazo partido hasta convertirse en el gran cantautor del pueblo, la carta fuerte de la disquera Mussart que tantas ganancias le dejó, el compositor más peleado por los cantantes de música popular y el hombre más sencillo que nunca despegó los pies del suelo.

Pero ni todo ese éxito, unido a sus giras de trabajo, jaripeos, palenques y producciones discográficas haría que olvidara sus orígenes.

Fue por eso que una de sus máximas creaciones fue “Juliantla”, ese pueblo en la montaña que de luz y sol se bañan cada amanecer… y en donde Joan comenzó como humilde labrador, amante de la tierra y en donde, años más tarde, se quedaría como hijo del pueblo… ídolo de los guerrerenses.

Contrario a su canción “Secreto de Amor”, su vida no fue de esta manera, pues Joan presumió siempre a la pareja que tuvo.

Su batalla contra el cáncer

Luego de coronarse como maestro de la balada, la música norteña, la ranchera y, por supuesto, de la de banda, demostró que podía domar cualquier escenario y que podía sortear el reto más difícil, hasta que el cáncer de huesos llegó en 1999.

Tras 16 años de lucha contra un cáncer de huesos, Joan Sebastian, perdió la batalla el 13 de julio, a las 7:15 p.m. (hora de México) en su rancho Cruz de la Sierra, en la comunidad de Teacalco, Municipio de Taxco.

De acuerdo con allegados a la familia del cantautor, su hijo mayor José Manuel Figueroa (quien se mantuvo siempre al pendiente de él) está tranquilo pese al deceso, pues le dolía mucho ver a su padre muy disminuido físicamente cuando a él lo forjaron su temple y fortaleza.

“Joan Sebastian venció el cáncer, pero lo mataron los golpes que recibió constantemente en el corazón”, consideró José Manuel, quien también es cantante como el Rey del Jaripeo.

Si bien su gravedad no trascendió en los medios, fuentes precisaron que el cantautor se sometió a mediados de abril a su último tratamiento en el Hospital Ángeles de Puebla, en el que recibió radioterapia, quimioterapia, y a un procedimiento que consistía en rellenar sus huesos con un material especial para que estuvieran más fuertes y pudiera tener actividad física.

No obstante, al no ver mejoría, fue Joan quien decidió pasar en su rancho el tiempo que le quedaba, por lo que sus hijos José Manuel y Julián, así como Alina (pareja de Joan) y sus dos hijas, los visitaban cada fin de semana.

Maribel Guardia, su ex pareja y mamá de Julián, lo visitó en el hospital y mantuvo contacto frecuente con el artista vía telefónica.

Legado musical

Aún en su estado, Joan no dejó de componer. De hecho, dejó muchas canciones en el tintero y, hasta donde sabían sus cercanos, había una producción discográfica por lanzar.

Compositor de éxitos para Lucero, Alberto Vázquez, Antonio y Pepe Aguilar, Beatriz Adriana, Chelo, Lisa Lopez, Banda R-15, Rocío Dúrcal y hasta Vicente Fernández, en más de tres décadas de actividad musical ininterrumpida en las que grabó más de 50 discos.

Joan Sebastian ganó cinco premios Grammy estadounidenses y siete Latin Grammys.

Algunos de su éxitos musicales

Estas son algunas de las composiciones que el “Rey del Jaripeo” deja para la posteridad:

“Tatuajes”, “Y las mariposas”, “25 rosas”, “Lobo domesticado”, “Un idiota”, “Órale”, “El primer tonto”, “Bandido de amores”, “Maracas”, “Rumores” y “Estos Celos”.

Tragedias y polémicas

Su éxito, fama y fortuna se vio impactado también por la tragedia y la polémica.

    •  En agosto de 2006, Trigo de Jesús Figueroa González, de 27 años, hijo del intérprete, fue asesinado luego de que Joan se presentara en en jaripeo, en Mission, Texas, Estados Unidos.
    • Trigo, quien coordinaba la seguridad de su papá, recibió un disparo en la cabeza cuando contenía a un grupo de personas que querían acercarse al artista.
    • La madrugada del 12 de junio de 2010, Joan Sebastian Figueroa González (de 32 años), otro hijo del intérprete, fue asesinado a balazos en The Gran Hotel, de Cuernavaca, Morelos.
    • Según autoridades todo se dio por una presunta discusión entre Figueroa González y un cadenero del lugar, pero algunos medios atribuyeron el homicidio a un elemento del cártel del Pacífico, lo cual fue desmentido después por la organización criminal con una narcomanta.
    • Federico Figueroa, hermano del cantante, fue vinculado el año pasado con el crimen organizado como presunto líder de Guerreros Unidos en Morelos y hasta el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dijo recientemente que Figueroa tiene en su contra averiguaciones estatales e indagatorias federales.
    • Curiosamente, su caballo blanco llamado Padrino —que lo acompañó durante muchas de sus presentaciones— murió el 8 de julio, cinco días antes del fallecimiento del “Poeta del pueblo”.

      Datos

    • Nombre de pila: José Manuel Figueroa
    • Nació: 8 de april de 1951, en Juliantla, Guerrero, México
    • Falleció: 13 de julio de 2015, a los 64 años, en Teacalco, Guerrero, México
    • Ocupación: cantante, compositor, actor y productor
    • Instrumentos que tocaba: guitarra
    • Trayectoria musical: de 1977 al 2015
    • Premios: 5 Grammy y 7 Latin Grammys

Con información de Marco Castillo, Héctor Raúl González y Melissa Amezcua, de la Agencia Reforma