McJoe Arroyo completa póker de ases

El gemelo puertorriqueño se convierte en el cuarto campeón mundial de la 'Isla del Encanto'

McJoe Arroyo conquistó su primer título mundial en un año mágico para el boxeo puertorriqueño, en que está regresando a la palestra.

El exolímpico McJoe Arroyo (17-0, 8 KOs) es el tercer púgil boricua en ceñirse el cetro mundial en algo más de tres meses. Le precedieron: Román “Rocky” Martínez, en abril, y José “Sniper” Pedraza, en junio.

ENTÉRATE: Dan por hecho el siguiente rival de Floyd Mayweather Jr.

McJoe ganó el fajín del peso supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al vencer por decisión técnica a Arturo Villanueva (27-1, 14 KOs) en la programación boxística vespertina del sábado, en El Paso, Texas.

El gemelo de Fajardo salió con el brazo en alto luego que el árbitro Rafael Ramos detuviera el combate a los 2:05 minutos del décimo round debido al corte que sufrió el filipino sobre el ojo derecho tras un choque de cabezas en el sexto. Las tres tarjetas favororecieron al boricua: 98-91, 98-91 y 97-92.

Así, el zurdo se adelantó a su hermano McWilliams en coronarse campeón mundial, a pesar de que las mayores expectativas pesaban sobre este último por sus logros como amateur y por ser un pegador más fuerte.  En su pelea por el cetro mundial mosca de la FIB, McWilliams cayó ante el tailandés Amnat Ruenroeng, en una decisión dividida sumamente cerrada: los tres jueces anotaron 114-113, dos para el campeón y una para Arroyo, en el país asiático en septiembre pasado.

McJoe se convirtió así en el cuarto campeón mundial de Puerto Rico en la actualidad, uniéndose a Miguel Angel Cotto, monarca del peso mediano del CMB, desde el 7 de junio de 2014. Los otros dos reinan en el peso superpluma: Román Martínez, de la OMB, desde el 11 de abril 2015; y José Pedraza, de la FIB, desde el 13 de junio pasado.

TE RECOMENDAMOS

Julio César Chávez Jr. no aprende

‘Canelo’ celebra sus 25 primaveras y luego se concentrará

COLUMNA COMBATE: Chávez Jr. vuelve a fallar frente a la báscula

Danny García, nacido y criado en Filadelfia, monarca superligero de la AMB, se considera puertorriqueño, debido a que sus padres nacieron en la isla, aunque muchos se resisten a considerarlo boricua.