Policías mexicanos al estilo estadounidense

EEUU adiestra agentes en cómo preservar la escena del crimen, obtener datos y ser testigo sen juicios orales
Policías mexicanos al estilo estadounidense
Foto: Getty Images

MÉXICO

Los números hablan por sí mismos. Estados Unidos invirtió en los últimos ocho años 350 millones de dólares para mejorar a la policía mexicana. Para modernizar las instituciones de seguridad de su país vecino gastó 100 millones de dólares y el resto lo invirtió en entrenar a instructores locales para que sepan seleccionar al persona adecuado así como a prevenir y perseguir un delito sin dar palos de ciego.

De ello dio cuenta un informe puntual de la embajada estadounidense en el que además informó que va por una nueva etapa.

Además, a través del Programa Nacional de Profesionalización Policial de la Iniciativa Mérida capacitará a otros 1,600 agentes mexicanos en los 32 estados del país para que tengan los conocimientos de “sus responsabilidades” bajo el nuevo sistema de justicia penal oral.

Pese a las buenas intensiones de EEUU para la profesionalización, todavía resulta difícil de medir con precisión las ventajas.

“Por ahora sólo se puede contar con un análisis cuantitativo, es decir, fueron capacitados, pero no cualitativo, cómo ha ayudado a los entrenados”, advirtió Martín Barrón, analista del Instituto Nacional de Ciencia Penales (INACIPE).

Esto implica que adiestrarán a policías para que sepan cómo preservar la escena del crimen, obtener datos preliminares, desarrollar reportes y ser testigos durante los juicios orales.

“Estamos orgullosos de colaborar con el gobierno de México y brindarle el apoyo necesario”, dijo en junio pasado el entonces embajador de EEUU en México, Anthony Wayne, poco antes de arrancar un adiestramiento de la Agencia de Investigación Criminal (DEA) para policías mexicanos en los estados de Querétaro y Virginia.

En 2007, los presidentes Felipe Calderón y George W. Bush acordaron un paquete de apoyo procedentes de las arcas públicas estadounidense para combatir el crimen organizado en México al que llamaron Iniciativa Mérida (IM), la ciudad mexicana donde se dio a conocer.

Los recursos de IM quedaron condicionados anualmente a la aprobación del Senado norteamericano y éste, desde 2012, enfoca los recursos principalmente a la capacitación de la policía mexicana que no goza de buena fama por su bajo nivel académico y altos niveles de corrupción.

Durante la segunda mitad del presente año, la capacitación para documentar crímenes seguirá en  Chihuahua, Guanajuato y Durango, estados donde se ha documentado la complicidad del crimen organizado con corporaciones policiacas.

Juan Reza Sánchez, operador financiero del cártel de Los Caballeros Templarios fue capturado en 2014 en Querétaro, donde se comprobó la participación de policías federales en encubrir al delincuente que se movilizaba de un estado a otro.

En Chihuahua, la captura más reciente fue la del ex policía Gonzalo Calderón Villegas, a quien se le acusa de ser el principal operador de narcomenudeo en el municipio de Aldama. En Durango, durante 2013, se detuvieron a 158 policías ligados al narcotráfico y en abril fueron detenidos dos policías en Guanajuato por operar un laboratorio de droga.

En enero pasado, el entonces embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, aseguró que esta intervención era para evitar hechos como la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero.

ESCUELAS-SHOW

Por las academias de policías como la de Amozoc de Mota, en Puebla o la Fuerza Civil de Nuevo León, han al menos 3,00o agentes de todo el país para capacitarse sobre cómo enfrentar a delincuentes.

El gobierno estadounidense invirtió en ellas millones de dólares y cientos de horas de su propio personal en una apuesta por mejorar la calidad de la seguridad en México.

Una de las novedades en el adiestramiento es la recreación de escenarios o “pueblos táctico”, con todo y plazuela, gasolinerías, casitas y calles como en cualquier provincia de México donde podría suscitarse un enfrentamiento armado.

LA POLICÍA MEXICANA EN CIFRAS

– Sólo el 8% cuenta con educación superior, el 64% tiene una educación básica de acuerdo con el Instituto para la Seguridad y la Democracia.
– 2,543 policías han sido detenidos por nexos con el crimen organizado, según un recuento de medios locales
– El 70% de los mexicanos creen que las policías locales son poco o nada eficiente, reveló una encuesta del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.