Familias sin hogar en LA van a la calle con todo e hijos

Familia no puede pagar la renta de su apartamento y queda indigente
Familias sin hogar en LA van a la calle con todo e hijos
Patricia Franco y sus hijos ahora deambulan por las calles de Skid Row en el centro de Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Hace dos años Patricia Franco perdió la casa en la que vivía junto a sus cuatro hijos y un nieto en Montebello.

Tras separarse de su esposo y sufrir una lesión en la columna vertebral que la inhabilitó para trabajar, ya no pudo completar los pagos de la hipoteca, por lo que el banco le embargó la vivienda.

Con el dinero que recibe del Seguro Social empezó a rentar un apartamento en Compton que tuvo que desalojar el pasado 1 de mayo porque el dueño del edificio le subió la mensualidad y ella no pudo pagarla. Luego la echó a la calle con todo e hijos.

Desde entonces la familia Franco es “homeless”.

Lea también: Alarma la situación de niños ‘homeless’ en Los Ángeles

La señora, de 47 años, su hija mayor Shawna, de 23, su nieto Damian, de 2, y sus otros tres hijos menores, Rea,Vicente y Everardo, de 15, 12 y 10, viven en Union Rescue Mission, un refugio para indigentes de Skid Row, una zona que se ha convertido en la cara de la indigencia y el desamparado en el centro de Los Ángeles.

“No tenemos otro lugar a dónde ir”, comenta la mamá en una acera de Skid Row donde una pareja que fuma marihuana observa a una mujer que baila en medio de la calle y sin sorprenderse de los gritos de un hombre que refleja un trastorno mental.

“Y en este ambiente lo más difícil es para los niños, pero yo lo que les digo es que mientras estemos unidos podremos salir adelante”, agrega mientras camina con su nieto por las calles de Skid Row aparentemente acostumbrada a esa pestilente mezcla de orín y mota que se respira en el área.

Los cuatro niños de esta familia son parte de los más de 6,000 menores que se estima viven en el desamparo en el condado de Los Ángeles.

El censo que este año realizó Los Ángeles Homeless Service Authority (LAHSA) establece que hay 44,359 indigentes en el condado, 12% más de los que había en 2013.

Lea también: Halla al padre entre los ‘homeless’ que retrataba