Walmart no venderá más rifles semiautomáticos AR-15

El gigante minorista sostiene que "se cayó" la demanda de estas armas
Walmart no venderá más rifles semiautomáticos AR-15
Balas para el rifle semiatomático AR-15, son empaquetadas en una tienda de armas. Walmart anunció que dejará de vender estos rifles.
Foto: Getty Images

El mismo día que dos periodistas de televisión fueron baleados de muerte mientras realizaban una entrevista en vivo en el estado de Virginia,  Wal-Mart, el principal vendedor de armas y municiones en el país, anunció que dejaría de vender los rifles AR-15 y otros semiautomáticos.
Pero su decisión, dijo Wal-Mart no está relacionada con los tiroteos de alto perfil que han involucrado los rifles AR-15, incluyendo la muerte de 26 estudiantes y adultos en la escuela primaria Sandy Hook, en Connecticut en 2012, sino que única y exclusivamente una respuesta a la baja demanda que estas armas han tenido en su casi 4,500 tiendas, donde la venta se ha reducido a menos de un tercio de su promedio normal, explicó su portavoz Kopry Lundberg.
Pero lo cierto es que Wal-Mart ha estado bajo fuerte presión por parte de la Iglesia de la Trinidad, en la ciudad de Nueva York, que  empujado por una mayor supervisión en la venta de armas con gran capacidad de balas.
“La Iglesia de la Trinidad está muy contenta de escuchar que Wal-Mart no venderá esta clase de armas que han causado tales devastaciones y pérdidas en comunidades a través de nuestros país”, dijo el Reverendo William Lupfer, rector de la iglesia, a través de un comunicado.
La violencia con las armas en Estados Unidos es un grave problema.  The Mass Shoorting Tracker, una fuente que contabiliza los tiroteos masivos, muestra que no han pasado más de ocho días sin un tiroteo con múltiples víctimas desde que comenzó 2015.
Hasta el miércoles 26 de agosto se habían registrado 247 tiroteos masivos – con cuatro o más víctimas- en 2015, o sea un promedio de uno por día, de acuerdo con Mass Shooting Tracker, un conteo de la organización en contra de las armas Guns Are Cool.
El miércoles, por ejemplo, Alison Parker, una joven periodista de 24 años, y Adam Ward, su camarógrafo de 27, baleados de muerte por su excompañero de trabajo Vester Lee Flanagan, no fueron las únicas víctimas de la violencia con armas de fuego.
Ese mismo día, tres horas antes, a las 3:15 a.m., cuatro personas fueron baleadas en una casa de Brooklyn Center, en Minneapolis, según reporta The Mass Shoorting Tracker.
Después de varias masacres ocurridas en 2012, en particular tras el tiroteo en una escuela de Newtown (Connecticut) en el que murieron 20 niños, Obama comenzó a presionar al Congreso para aprobar leyes más restrictivas sobre el control de armas, pero sus esfuerzos no han tenido éxito.
El miércoles, tras la muerte de los periodistas, el Gobierno de EEUU insistió de nuevo en la urgencia de que el Congreso actúe y tome medidas “de sentido común” para reducir la violencia armada en ese país.
“Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos que tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia armada en el país”, sostuvo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su rueda de prensa diaria.
Se estima que en EE UU, con 321 millones de habitantes, hay unas 270 millones de armas de uso privado.
De hecho, la venta de armas se ha mantenido fuerte este verano. La Oficina Federal de Investigación (FBI) realizó 1.6 millones de revisiones de antecedentes penales en julio pasado a compradores de armas en general, un incremento de 200,000 comparado con el mismo mes del año anterior.
Por su parte la Fundación Nacional de Tiro Deportivo afirmó que la venta de rifles semiautomáticos AR-15 “permanece fuerte” con un estimado de 10 millones de éstos en manos de los estadounidenses desde 1990.