Nadal suda en primera ronda del US Open

El español avanzó a segunda ronda tras derrotar a Borna Coric 6-3, 6-2, 4-6, 6-4

Nadal suda en primera ronda del US Open
Rafael Nadal celebra un punto en el cuarto set.
Foto: Clive Brunskill / Getty Images

QUEENS, NY – Quizá por el nuevo techo que cubre el estadio Arthur Ashe, o simplemente porque no corría una gota de viento esta noche en el Corona Park, la humedad y el calor fueron asfixiantes en la pista central durante el Rafael Nadal – Borna Coric de primera ronda.

El croata de 18 años es una de las grandes promesas del tenis. El año pasado se convirtió en el primer jugador de 17 años en entrar en el Top 100 desde el propio Nadal en 2004, al que derrotó en Basel en octubre, último partido del español la temporada pasada.

Por eso el de Manacor no se fiaba hoy. Y por eso celebró esta trabajada victoria de primera ronda ante el 35 del mundo cerrando los puños y gritando con rabia, con todo su equipo en la esquina apoyándole en el arranque de dos semanas que esperan vuelvan a poner a su pupilo en la lucha por un “grande”.

Creo que jugué muy bien. Los primeros dos sets jugué muy bien y luego empecé a sentirme un poco cansado. Tuve un poco de problemas de estómago por deshidratación y no me sentí perfecto. En el cuarto me recupé y jugué más agresivo”, resumió Nadal.

“Es una victoria importante para mí”.

El marcador fue un 6-3, 6-2, 4-6, 6-4 de esos engañosos, en los que en todo momento parece que el partido puede caer de cualquier lado.

El primer set estuvo igualado hasta que Nadal rompió el saque de Coric para poner arriba 5-3 y cerrar el parcial con su servicio. El segundo set fue el más cómodo para el español, que mantuvo su servicio con soltura y rompió el de Coric varias veces para el 6-2.

El tercer set fue diferente. Arrancó con Coric 2-0 arriba, aunque Nadal fue capaz de romper de vuelta e igualar 2-2. Pero el español había perdido agresividad y dejó espacio para que un Coric más firme con su saque creciera. Con 5-4 abajo, Nadal cometió una doble falta y un error no forzado y vio cómo se escapaba el tercer set 4-6.

La experiencia de Nadal tuvo su peso en el cuarto parcial, en el que ambos apretaron para mantener sus servicios. El español dio un paso adelante y logró romper con 3-3 para luego confirmar un 5-3 que ya sería inalcanzable para el croata.

La necesidad de jugar más ofensivo

“Sé que tengo que ser más agresivo, restar delante. Soy consciente de que me puede costar algunos partidos, pero ése es el camino”, explicó Nadal, que cree que para volver a ganar torneos necesita adaptarse al juego que ahora domina el circuito.

“El juego ha cambiado. La gente juega más rápido. La gente no especula, juegan más a cara o cruz de lo que hacían antes. No puedo ir contra el deporte”, añadió. “Éste es el camino”.