Crece inmigración cubana por temor a perder “privilegios” migratorios

Del 1 de octubre de 2014 al 31 de julio pasado llegaron 31,314 cubanos a través de la frontera con México y el puerto y aeropuerto de Miami, mientras que durante todo el pasado año fiscal fueron 22,162
Crece inmigración cubana por temor a perder “privilegios” migratorios
Un grupo de balseros cubanos en su intento por llegar a EEUU. EFE
Foto: Archivo / EFE

El temor a perder los privilegios migratorios y las escasas esperanzas de un cambio a corto plazo en Cuba están provocando un incremento notable de la inmigración cubana hacia Estados Unidos en los últimos meses, según alertaron expertos en inmigración.
La huida de “refugiados” cubanos hacia Estados Unidos en el presente año fiscal suma ya más de 31,000 inmigrantes, lo que supone un alza del 30% respecto al total del ejercicio anterior, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).
Este sustancial aumento en la llegada de cubanos a EEUU era “previsible” y continuará tras el deshielo de las relaciones entre ambos países debido a los temores de la eliminación del privilegio migratorio del que gozan, y a pesar de que hasta ahora “son pocas” las posibilidades de un cambio en esa política.
La denominada Ley de Ajuste Cubano permite que los inmigrantes cubanos que tocan territorio firme en Estados Unidos pueden quedarse en el país, mientras que aquellos que son interceptados en el mar son deportados de inmediato a la isla.
La oleada reciente de inmigrantes era previsible debido a la “creciente preocupación” entre los cubanos de perder los “privilegios” migratorios, dijo Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida (FIU).
“Hay incertidumbre sobre la reanudación de la Ley de Ajuste Cubano de 1966 o de su eliminación”, precisó Duany, que, sin embargo, descartó cambios a corto plazo en dicha iniciativa y su política de pies secos/pies mojados, que permite a los cubanos que llegan a suelo estadounidense quedarse, aunque los interceptados en el mar son devueltos a Cuba.
Según la CBP, del 1 de octubre de 2014 al 31 de julio pasado llegaron 31,314 cubanos a través de la frontera con México y el puerto y aeropuerto de Miami (Florida), mientras que durante todo el pasado año fiscal (de octubre de 2013 a septiembre de 2014) fueron 22,162.
Para el exprisionero político cubano Sebastián Arcos se trata de un “éxodo masivo en cámara lenta” no sólo por la “suspicacia” de eventuales cambios migratorios, sino porque persisten las razones que los lleva a salir de Cuba, la “represión en términos políticos y económicos”.
Es un incremento que obedece a la “distensión” entre Estados Unidos y Cuba anunciada por los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro en diciembre pasado, explicó Michelle Mittelstadt, portavoz del Migration Policy Institute (MPI).
La experta manifestó que los cubanos no quieren perder la “posibilidad de ser elegibles para la tarjeta verde (de residencia) a partir del cumplimiento de un año de su llegada”.
Sin embargo, Mittelstadt consideró que es “poco probable” en este momento que “el gobierno de Obama o el Congreso consideren cambios a la Ley de Ajuste Cubano“.
Duany también señaló que resulta “difícil” que en el actual Congreso, que será renovado parcialmente en las elecciones noviembre de 2016, se “proponga una medida para cambiar o enmendar dicha ley”.
“No es tan fácil anular dicha ley”, manifestó por su parte la socióloga Marifeli Pérez-Stable, profesora de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de FIU, quien está a favor de su eliminación.
“Luego de 50 años de excepcionalidad, la migración cubana debe normalizarse y sería mejor que se incluyera una reforma migratoria global”, expresó Pérez-Stable, que no obstante lamentó que “el Congreso no tiene la voluntad de encararla”.
A los cubanos que llegan por tierra a través de los puertos de entrada del país se suman que tratan de llegar de forma clandestina en precarias embarcaciones, que según la Guardia Costera, ya rebasaron el total del año fiscal anterior.
Desde octubre de 2014 hasta la fecha han intentado alcanzar las costas estadounidenses 4,084 cubanos, mientras que durante todo el año fiscal anterior se reportaron 3,677.
Arcos, quien dirige las relaciones con la comunidad del Departamento de Estudios Internacionales de FIU, señaló que la mentalidad es que “hay que llegar a Estados Unidos antes de que se acabe la Ley de Ajuste Cubano”.
Por otro lado, Arcos señaló que el Gobierno cubano tampoco ha dado muestras de perseguir un cambio en dicha política migratoria que genera que un promedio de “50,000 cubanos anuales se establezcan en Estados Unidos”.
Arcos consideró “curioso” el silencio del gobierno cubano sobre una ley que consideraba “asesina”, al señalar que éste se beneficia del dinero de los cubanos que regresan al año de haber obtenido la residencia en el país.
El exiliado político dijo que resulta “inconcebible” que se mantenga dicha ley con una nación con la que tienen “plenas relaciones diplomáticas”, mientras que Duany expresó sus dudas sobre qué tan justa es dicha directriz, con respecto a los inmigrantes de otros países.
Después de más de cinco décadas de enemistad, Estados Unidos y Cuba restablecieron sus relaciones diplomáticas el pasado 20 de julio y se prevé para mañana la primera reunión de la Comisión Bilateral de ambos países en La Habana.