EEUU investiga por narcotráfico a círculo de Evo Morales, dice informante DEA

Entre los acusados está el piloto del avión oficial del presidente, Walter Álvarez Agramonte, y dos personas muy cercanas al vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera: su padre, Raúl García, y su amigo Faustino Giménez

EEUU investiga por narcotráfico a círculo de Evo Morales, dice informante DEA
Una de las características del presidente Morales es que comienza las reuniones con su gabinete a las 05:00.
Foto: EFE

Estados Unidos está supuestamente investigando a altos funcionarios cercanos al presidente de Bolivia, Evo Morales, a los que acusa de narcotráfico en el país andino, según desveló un informante de la Agencia Antidrogas (DEA) en un documento judicial al que tuvo hoy acceso Efe.
Entre los acusados está el piloto del avión oficial del presidente, Walter Álvarez Agramonte, y dos personas muy cercanas al vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera: su padre, Raúl García, y su “amigo” Faustino Giménez, ciudadano argentino que trabaja para el Gobierno en Minería, según el documento judicial.
La información sobre esta “operación en curso” la desveló Carlos Toro, informante para la DEA entre 1986 y 2015, que interpuso el 8 de septiembre una demanda contra el Gobierno, al que reclama $5 millones para que reconozca su papel en diferentes investigaciones, como la que su abogado llama “el caso Bolivia”.
La lista de investigados, siempre según el informante de la DEA, se completa con Yidua Katty Orosco Torres, también conocida como Katy Alcoreza, una antigua policía nacional que ahora, como agente de los servicios de inteligencia y espionaje, dice, se dedica supuestamente a proteger a Morales y a un fiscal, cuyo nombre no se identifica en la denuncia.
Un portavoz de la DEA rechazó realizar ningún comentario sobre esta demanda y la supuesta investigación de la Agencia Antidrogas al ser preguntado por Efe.
Según la denuncia, el informante jugó un papel “esencial” al recabar para la DEA la información necesaria para acusar de narcotráfico a personas del círculo cercano de Morales, antiguo sindicalista cocalero que, en 2008, expulsó del país a la DEA y al hasta entonces embajador de EEUU en el país andino, Philip Goldberg.
En el momento de su expulsión, Morales acusó a la DEA y a Goldberg de ser parte de un plan de conspiración contra su Gobierno, denuncia que Washington rechazó tajantemente y replicó echando al embajador boliviano Gustavo Guzmán.
Desde la expulsión mutua de embajadores, las relaciones entre ambas naciones se conducen a nivel de los encargados de negocios.