Adriana Lavat y Jaydy Michel no son amigas ni enemigas

La exesposa y la actual esposa de Rafa Márquez tienen una relación cordial pero a Lavat no le agradó que Michel apoyara a su exmarido en reciente caso legal
Adriana Lavat y Jaydy Michel no son amigas ni enemigas
Adriana Lavat asegura mantener una buena comunicación con su ex esposo Rafael Márquez.
Foto: Cortesía

Cerrada ya la cuestión legal de la manutención de sus hijos y los tiempos que Rafa Márquez debe pasar con ellos, Adriana Lavat aseguró que mantiene una buena comunicación con el futbolista y a su esposa Jaydy Michel “ha de quererla”.

La actriz de “Tierra de Reyes”, de Telemundo, habló del trato que tiene ahora con su ex esposo y su actual mujer.

“Yo la respeto mucho, pero por ejemplo, cuando pasó lo del juicio me preguntaron por ella y contesté. Yo soy muy honesta, dicen que fui muy agresiva, pero ella fue a todos los juicios y cuando dije que entre ella y yo había una diferencia, porque ella acompañó al papá de mis hijos a todo el proceso y eso no fue algo que me encantó.

“Pero por otro lado, es una mujer que cuando mis hijos están con su padre, los trata muy bien, entonces, he de quererla”, afirmó Adriana con respecto a la modelo.

Esto no quiere decir que pretendan ser grandes amigas, pero sí que exista un respeto, indicó.

“Son situaciones difíciles, tampoco es que seamos las amigas que se van a ir a tomar el café juntas, no se ha dado”.

A unos meses de haber terminado el proceso legal que enfrentó con el futbolista luego de su separación, en el 2008, pues primero fue el divorcio, después el tema de la manutención de sus hijos y en julio pasado se presentaron en una Corte de Miami, Florida, para llegar a un acuerdo sobre los tiempos que pasarán con los menores, Adriana se siente tranquila.

“Mucha gente podrá imaginarse historias, puede pensar que vivimos de alguna manera y de otra, quizá algunas artistas sí; yo tengo dos hijos, vivo en Miami, cuando no estoy trabajando llevo, traigo y subo a mis hijos, soy un taxi sin sueldo, es mi placer, son unos hijos maravillosos, mi fuerza, mi amor”, dijo la actriz de 41 años.

“Nos solucionamos la vida como podemos, como cualquier ciudadano que vive en Estados Unidos.., quiero ir a México a abrazar a mi familia, pero afortunadamente estamos bien acá, extrañando las gorditas de chicharrón prensado y los tacos dorados de pastor”, agregó.

Junto a Rafaella y Santiago, de 10 y 12 años, respectivamente, la actriz aseguró que se siente con muchas ganas de seguir trabajando y conquistando sueños.

“Uno de mis sueños era ser madre, ser esposa y tener una familia feliz, lo logré un tiempo y valió la pena muchísimo. Hoy no se cumplió lo del matrimonio para toda la vida, el sueño ese que tenemos todas, pero la vida la veo como desde otros sueños.

“Quiero ver crecer a mis hijos de 10 y 12 años, ellos también tienen sueños, quiero acompañarlos y quiero ir con ellos apoyarlos emocionalmente y físicamente”.

El tiempo ha curado no sólo la parte emocional, también el problema de salud que enfrentó años atrás cuando enfrentó la fibromialgia (trastorno que causa dolores musculares y fatiga), en el 2010.

“Ya pasó el tiempo y el tiempo es el que te cura y te sana, en ese tiempo uno tiene que aprender cosas. Soy una mujer más fuerte, madura y entregada, claro que creo en el amor”, indicó Adriana, quien aseguró que en este momento no tiene pareja.

“Todo mundo me achaca novios, pero no tengo. Mi hijo hace años me preguntó que si estaba estudiando para monja. Sí he salido con chicos que son bellas personas, pero me ha sido como amigos y han dicho que son novios”, aclaró.

Quizá para no confundir a sus hijos y que crean que su novio sea un sustituto de su papá, Adriana aseguró que no ha tenido una relación formal.

Además de aclarar que trabaja por necesidad en todos los sentidos, pues necesita sentirse activa, producir, vivir… y la actuación es parte de su vida, la actriz espera que después de la orden del juez de Miami, quien determinó tiempos de la custodia de los menores, todo marche mejor con su ex pareja.

“Con esta nueva orden de yo enterarme de todo (a dónde van sus hijos cuando están con su padre), espero que haya más comunicación”, indicó.