Demócratas aventajan hoy a republicanos en campaña presidencial

A pesar de que prácticamente toda la atención está en la contienda republicana, las encuestas y mercados de probabilidades apuntan a un presidente demócrata en 2016
Demócratas aventajan hoy a republicanos en campaña presidencial
El voto latino tiene un valor decisivo en las elecciones de Estados Unidos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

La contienda republicana por la presidencia y el precandidato Donald Trump en particular han acaparado la cobertura mediática y la atención del público en semanas recientes, pero los números indican que a pesar de todo, los demócratas tienen más probabilidades de ganar la presidencia en noviembre de 2016.

Cualquier politólogo dirá que es imposible predecir lo que va a pasar en las urnas dentro de catorce meses, una eternidad en política electoral.

No obstante, hay tres medidas importantes de análisis que apuntan hacia los demócratas: los sondeos constantes que realizan diferentes empresas encuestadoras entre el público estadounidense votante, el mercado de apuestas y el desempeño de los precandidatos respecto al voto latino.

Las encuestas hipotéticas

Cada semana salen nuevas encuestas de diversas empresas y medios de comunicación. Estas van midiendo semana con semana la reacción de los votantes hacia los diferentes precandidatos. Con el paso del tiempo, estos números se convierten en tendencias y promedios.

A pesar de que el proceso electoral de Estados Unidos aún está en las internas de cada partido (primarias), todas las encuestadoras principales realizan confrontaciones hipotéticas de los principales candidatos demócratas y republicanos y preguntan a los votantes por quien votarían.

En esta página se pueden ver dichas encuestas, actualizadas a menudo con nuevas cifras.

Los números varían y a veces las encuestas tienen números diferentes unas a otras pero en términos generales, los demócratas, y en particular Hillary Clinton y Joe Biden (quien no es candidato, pero se habla de que es posible que lo sea), superan a los republicanos, en particular a Donald Trump en el voto popular.

Curiosamente, mientras el precandidato republicano Jeb Bush está en tercer lugar en las encuestas internas republicanas, las encuestas cabeza a cabeza muestran que él podría ser un candidato más difícil de derrotar para Hillary Clinton que el propio Trump.

El mercado de apuestas

Desde la época de Abraham Lincoln existe un mercado de apuestas políticas en Estados Unidos. Ese mercado ha acertado los últimos tres presidentes y una gran mayoría de las contiendas del Congreso.

El mercado de apuestas en la elección actual se ha mantenido constante en la predicción de la elección de Hillary Clinton como nominada de su partido y como presidenta, por encima de cualquiera de los republicanos.

El más grande e influyente es Betfair

El voto latino

Hay grupos de votantes cuyo comportamiento electoral es especialmente importante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.  El voto de los latinos es uno de estos grupos, cuyo voto podrá ser determinante en estados de especial importancia para definir la elección como Florida, Colorado, Nevada, Nuevo México y de creciente influencia en otros estados del sur y medio oeste de Estados Unidos.

Entre los cálculos más aleccionadores está el análisis del porcentaje del voto latino que los republicanos deberían obtener para lograr la presidencia, comparado al que históricamente han recibido en años recientes.

En años pasados, los propios republicanos han puesto como objetivo entre el 35% y 40% del voto latino para ganar la Casa Blanca.  De hecho, en los últimos 20 años, sólo han ganado la presidencia cuando han llegado a esas cifras (las dos elecciones de George W. Bush con apoyo del 35 y el 39% del voto latino respectivamente).

Los cálculos más recientes de David Damore y Matt Barreto, de Latino Decisions, indican que el próximo año esa cifra varía entre 42 y 47%.

Mucho va a depender de quien sea el candidato republicano, pero en las encuestas existentes, como una del Wall Street Journal realizada en junio, la precandidata Hillary Clinton tenía una ventaja de 42 puntos sobre cualquiera de sus rivales ( y esto fue antes de la entrada de Trump en la contienda).

NOTICIAS SOBRE LAS ELECCIONES DE 2016