Cuatro estudiantes planeaban asesinar a sus compañeros

"Querían disparar y asesinar a tantas personas fuera posible".
Cuatro estudiantes planeaban asesinar a sus compañeros
Al menos cuatro estudiantes fueron arrestados por tramar una masacre en una secundaria al norte de California.
Foto: Captura / USA Today

Que una tragedia similar a la del pasado jueves en un colegio comunitario en Oregon, donde un hombre acribilló a muerte a varios compañeros, ocurra en tu comunidad es difícil digerir, especialmente si se trama en un poblado pequeño de apenas 1,800 personas — pero justo eso es lo que impidieron las autoridades que ocurriera en el norte de California.

Cuatro estudiantes de la secundaria Summerville, en el municipio de Toulumne, fueron arrestados el sábado por supuestamente planear una masacre en su escuela y crear una lista negra, repleta de nombres de estudiantes y maestros. El poblado se encuentra a 120 millas al este de San Francisco.

Y tras interrogarlos, los cuatro confesaron el complot que tramaban.

“Querían disparar y asesinar a tantas personas fuera posible en el campus”, informó el Sheriff James Mele durante una conferencia de prensa el sábado tras anunciar los arrestos.

Los rumores del ataque surgieron el pasado 30 de septiembre, cuando los administradores de la secundaria contactaron al Departamento del Sheriff del condado de Toulumne (TCSD), informando que al menos tres estudiantes planeaban un ataque en la escuela.

La información les fue proporcionada por estudiantes que notaron un comportamiento “sospechoso” por parte de los involucrados.

Inmediatamente fueron arrestados y al desarrollar la investigación, el TCSD identificó a un cuarto sospechoso. Tras registrar las pertenencias de cada uno, se encontró la lista negra.

No se identificó un motivo específico para llevar a cabo el ataque, pero los investigadores determinaron que los sospechosos estaban en el proceso de conseguir las armas que utilizarían.

“El plan de los sospechosos estaba bastante detallado — incluía los nombres de los que habrían sido víctimas y los métodos para llevar a cabo el plan“, dijo Mele en otra conferencia de prensa que se produjo el domingo, un día antes de que los estudiantes regresaran a clases.

Ni los nombres grabados en la lista negra o el plan detallado ha sido compartido con la comunidad, pero sí dieron a conocer en la conferencia del domingo que el ataque se llevaría a cabo durante un evento de la escuela.

Las autoridades han asegurado a los padres que ya no hay amenaza. Por lo tanto, el TCSD contínua la investigación con los cuatro detenidos, cuyos padres también colaboran.

Los cuatro jóvenes, cuyos nombres no serán revelados por ser menores de edad, se encuentran arrestados en un centro de detención juvenil, bajo cargos de conspirar para cometer asalto con una arma mortal.