Inmigrante de LA se unirá a ayuno para presionar por DACA Y DAPA

El Ayuno para Mantener a las Familias Unidas será de nueve días y se unirán inmigrantes de todo el país

Guía de Regalos

Inmigrante de LA se unirá a ayuno para presionar por DACA Y DAPA
La inmigrante mexicana Isabel Medina participa en un ayuno en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans para presionar por un fallo con relación a los alivios migratorios. (Ciro Cesar/La Opinión).
Foto: Ciro Cesar / Impremedia/La Opinion

Isabel Medina, una inmigrante mexicana que lleva 19 años de vivir sin papeles en el este de Los Ángeles se enjuaga las lágrimas para decir que ayunar en las escalinatas de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans no es ningún sacrificio. “Sacrificio es el que pasan las familias separadas de sus padres por la deportación”, señala.

La comunidad inmigrante de la que ella forma parte ha esperado que esta corte tome una decisión sobre la ampliación de los alivios migratorios conocidos como DACA y DAPA. Se suponía que en 60 días, emitirían una resolución pero ya han transcurrido 85 días.

Medina confiesa que ha vivido en angustia. “En especial cuando llevo a mis hijos a la escuela siento más miedo. Los abrazo muy fuerte. Siempre me preguntan por qué los aprieto tanto, sólo les digo que es porque los quiero mucho. No quiero transmitirles mi miedo”, dice.

Medina de 42 años está casada con un inmigrante indocumentado, con quien tiene tres hijos, Cristian de 20 años quien se benefició de DACA (el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), y dos menores de 9 y 7 años quienes nacieron en EEUU.

“He esperado por casi 20 años una reforma migratoria y cuando estábamos cerca, la Cámara de Representantes rechazó la propuesta aprobada por el Senado. Luego cuando pensábamos mi esposo y yo, que recibiríamos un alivio temporal con el programa DAPA, la Acción Diferida para los Padres de Ciudadanos Estadounidenses, fue paralizada. Nos sentimos frustrados, y derrotados por unos instantes”, reconoce.

Pero han tomado fuerza, asegura y hoy parte a Nueva Orleans para participar en el Ayuno para Mantener a las Familias Unidas de nueve días que comienza el miércoles, y al que se le unirán inmigrantes de todo el país.

“No temo por mi salud. Al contrario, tenemos hambre de justicia. Queremos una respuesta de la Corte, y decirles que somos familias honestas, que hemos venido a construir esta nación”, dice Isabel Medina, cuya meta es convertirse en una enfermera.

La inmigrante indocumentada Isabel Medina, madre de dos hijos estadounidenses y quien participará en el ayuno de presión por DACA y DAPA, dice que ya no quieren que más familias sean separadas ante la falta de una reforma migratoria. (Ciro Cesar/La Opinión).
La inmigrante indocumentada Isabel Medina, madre de dos hijos estadounidenses y quien participará en el ayuno de presión por DACA y DAPA, dice que ya no quieren que más familias sean separadas ante la falta de una reforma migratoria. (Ciro Cesar/La Opinión).

Larga espera por un fallo

“Necesitamos un sí o un no, a más tardar el 22 de octubre, porque si no deciden un fallo para esa fecha, el asunto no será tomado por la Corte Suprema de la Nación hasta el 2017 y tendríamos que esperar otro año”, observa Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla).

La ampliación de DACA y el DAPA se encuentran bloqueadas desde el 16 de febrero por un juez federal de Texas, Andrew Hanen. Su suerte está en manos de un panel de tres jueces del tribunal de apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans. De implementarse estas acciones ejecutivas del presidente Barack Obama se regularizarían cerca de cinco millones de inmigrantes indocumentados.

La gente puede unirse a los participantes en el ayuno, y llamar a la Corte del Quinto Circuito al teléfono 877-586-4895 para pedir que emita un fallo en el caso DAPA.