Huntington Park le declara la guerra a los viciosos

Quieren erradicar las actividades ilegales en los parques, como el consumo de drogas o bebidas alcohólicas
Huntington Park le declara la guerra a los viciosos
Recientemente la ciudad de Huntington Park lanzó una campaña para erradicar las actividades ilegales de los parques
Foto: Marvelia Alpizar / La Opinión

Recientemente, la ciudad de Huntington Park lanzó una campaña para erradicar las actividades ilegales en los parques, como el consumo de drogas o bebidas alcohólicas. Sin embargo, Martha Pérez considera que aún falta mucho para lograr esa meta.

“Siempre tengo que cruzar el parque como a las nueve de la noche para llegar hasta mi casa y todas las noches el estacionamiento está lleno de carros con gente fumando marihuana”, dijo esta residente de Bell que trabaja en Huntington Park y camina a través del Parque Salt Lake para llegar a su casa. “En una o dos veces al mes he visto un policía, pero pasa y no veo que haga nada”, añadió la joven, mientras jugaba con su bebé.

Inquietudes como las descritas por Pérez son uno de los motivos por los cuales la ciudad de Huntington Park, junto con el departamento de policía, le han declarado la guerra a los viciosos que se apoderan de los cinco parques de la ciudad después que cae la noche.

El plan de seguridad

Cosme Lozano, Jefe del Departamento de Policía de Huntington Park, explicó que el plan de seguridad incluye patrullajes en bicicleta por parte de cadetes policiales, que estarán vigilando los parques durante las horas más ocupadas del día, desde el mediodía hasta la noche. Durante el resto de la noche, la vigilancia estará a cargo de los efectivos del departamento de policía.

“Queríamos que los parques de la ciudad fueran de las familias, que se sintieran lo más seguros posible. Queríamos establecer la presencia de policías o cadetes en los parques para eliminar esas actividades”, dijo Karina Macías, alcalde de Huntington Park.

Durante algún tiempo los parques estuvieron vigilados por una compañía privada de seguridad, pero una vez que la ciudad terminó el contrato con ellos, por razones de presupuesto, ya no hubo vigilancia para esos lugares.

“Creíamos que era necesario para la ciudad implementar un programa que proporcionara servicios de seguridad efectiva y completa a los parques”, dijo Lozano.

La mayoría de los agentes que participan en la campaña pertenecen al grupo de cadetes del departamento de policía, los cuales no pueden arrestar a las personas que vean involucradas en actividades ilegales, pero sí pueden darles una multa por ello.

Hasta ahora, señala Lozano, se han emitido más de 50 multas, que cuestan más de cien dólares cada una. La mayoría de ellas han sido por consumo de alcohol, algunas por permanencia en los parques en horas en que están cerrados y otras por posesión de marihuana. También se ha arrestado a 8 personas.

“Eso es algo inaceptable para un lugar que frecuentan las familias con sus hijos”, dijo Lozano, destacando que muchas de las quejas que reciben se refieren a fumadores de marihuana a cualquier hora en los parques.

Josefina Barbosa, quien tiene cerca de 45 años viviendo en Huntington Park, ha visto vigilancia policial en las zonas recreativas, pero considera que deberían ser más estrictos porque también ha visto jóvenes que se dedican a destrozar las instalaciones del parque.

“Queremos que vengan, que vigilen y que de vez en cuando le echen una chequeadita al parque”, dijo Barbosa mientras caminaba por el Parque Salt Lake. “Nos hace mucha falta, porque aquí siempre viene gente a caminar, con sus perros, las familias”.

Alrededor de la web