Un título y casi $29,000 en deuda

En la última década la media de lo que se debe ha crecido más del doble que la inflación
Un título y casi $29,000 en deuda
Se estima que unos 1,000 alumnos indocumentados estudian en CSULB.
Foto: Archivo / La Opinión

Estudiar se convierte en una inversión que gestionar. La deuda de los estudiantes no deja de aumentar y así lo ha hecho para los graduados de 2014. Quienes acabaron sus estudios en la universidad lo hicieron con una deuda de $28,950, un 2% más que los graduados de 2013, de acuerdo con un estudio del Institute for College Access & Success (TICAS) sobre universidades públicas y sin fines de lucro. Los colleges que si tienen ánimo de lucro no reportan la deuda media de sus estudiantes.

El 69% de los graduados tuvo que tomar prestado para financiar sus estudios y un sexto de de ellos tenía préstamos privados que son normalmente más costosos  y según recuerda el informe de TICAS proporcionan menos protección a los consumidores y opciones de devolución. La deuda estudiantil, que no solo afecta a los jóvenes sino a padres y familiares cosignatarios, se eleva a $1.2 billones y es una de las de mayor crecimiento en el país.

Este mismo informe revela que en los últimos 10 años más estudiantes han contraído deudas para su formación (en 2004 eran el 65%) y que a diferencia de entonces la media de lo que se debía era $18,550, es decir que la subida ha sido el doble de pronunciada que la inflación.

¿Compensa?

La tasa de desempleo para los recién graduados es del 7.2%, más baja que en los últimos años pero aún elevada después de tantos años de recuperación económica. Eso permite a los estudiantes con un buen plan y opciones flexibles de pago hacer frente a esta responsabilidad. Los expertos en mentoría destacan la importancia de buscar carreras que tengan una fuerte demanda en el mercado laboral. La tasa de desempleo para personas con high school es el doble de alta.