Senador Rubio recibió donaciones de “fondos buitre”, según informe financiero

Legisladora puertorriqueña califica de “descaro” que Rubio busque apoyo electoral mientras se opone al Capítulo 9 para la isla

Senador Rubio recibió donaciones de “fondos buitre”, según informe financiero
El senador republicano y aspirante a la Casa Blanca, Marco Rubio.
Foto: EFE / EFE

Washington.- El precandidato presidencial republicano, Marco Rubio, se opone a que Puerto Rico pueda ampararse al Capítulo 9 de la ley de bancarrotas pero ha aceptado donaciones electorales de “fondos buitres” que se beneficiarían de la crisis fiscal en la isla, según informes financieros.

Aunque otros precandidatos republicanos han aceptado donaciones electorales de esos fondos de riesgo, Rubio es el único que públicamente ha rechazado cualquiere medida para que Puerto Rico pueda acogerse al Capítulo 9, un derecho que tienen los 50 estados de EEUU.

En busca del voto puertorriqueño

Ante una volátil contienda, Rubio busca el apoyo de la diáspora puertorriqueña en EEUU –Florida tiene una alta concentración boricua-, e incluso viajó a la isla en septiembre pasado.

En declaraciones a este diario, la legisladora demócrata por Nueva York, Nydia Velázquez calificó hoy de “descaro” que Rubio haya aceptado dinero de “fondos buitre”, como se conoce a fondos de capital de riesgo que compran títulos de deuda en países en crisis a precios bajos para luego cobrar la totalidad del valor de los bonos.

Rubio, que representa a 1,1 millón de puertorriqueños en Florida, un estado clave en las elecciones presidenciales, “fue a Puerto Rico a recaudar fondos, en un momento crítico para la isla, y vergüenza le debe dar” por no mostrar “sensibilidad” por el mensaje que eso envía, dijo.

Velázquez señaló que los “fondos buitre, son los mismos que sacaron ventaja de la condición económica en la isla para prestar dinero a intereses sumamente altos”.

“No le ha dado explicaciones a nadie sobre por qué se opone (a la protección de bancarrota), especialmente mientras la comunidad puertorriqueña le está pidiendo que ayude a Puerto Rico”, enfatizó Velázquez, quien junto a otros legisladores de origen puertorriqueño presionan a la Administración Obama sobre este asunto.

La influencia de los “fondos buitre”

Apoyándose en informe financieros, “Hedge Clippers”,  un grupo que busca reducir la influencia de los fondos de riesgo y de millonarios en la política,  señaló que al menos seis ejecutivos de alto rango de estos “fondos buitre” han donado decenas de miles de dólares a la campaña de Rubio,  indicó el canal Fusion.

Entre los ejecutivos citados por el grupo figura el cofundador de Monarch Alternative Capital, Andrew Herenstein, quien participó en agosto pasado en una recaudación de fondos para Rubio y contribuyó $2,700 a su campaña, tres semanas antes de que el senador viajase a San Juan para declararse en contra de la inclusión de las empresas públicas puertorriqueñas en el Capítulo 9.

A raíz de las advertencias sobre la posible insolvencia fiscal de Puerto Rico, gerentes de varios “fondos buitre” en Puerto Rico han pedido que el gobierno apriete más el cinturón y realice severos recortes fiscales,  venta varios edificios públicos, despida a maestros y cierre escuelas, para que pueda hacer frente a la deuda de casi $73,000 millones.

Estos fondos, según sus detractores, también se han beneficiado de crisis fiscales en Grecia y Argentina, así como del colapso de Lehman Brothers, y no les parece justo que pidan austeridad al pueblo puertorriqueño mientras éstos se lucran con la crisis.

El exgobernador de Florida, Jeb Bush, también ha recibido dinero de estos fondos o de sus ejecutivos que ha recaudado donaciones para su campaña, a juzgar por una lista elaborada por el grupo.

El super comité de acción política (Super Pac) “Right to Rise”, que apoya la campaña electoral de Bush, ha recibido alrededor de tres millones de dólares de los fondos de riesgo, pero éste apoya que Puerto Rico tenga acceso al Capítulo 9 para reestructura parte de su deuda pública.

Es una propuesta que también respaldan los precandidatos presidenciales demócratas, Hillary Clinon, Bernie Sanders y Martin O´Malley, que no fueron incluidos en el análisis de “Hedge Clippers”.

Esas campañas no han querido comentar sobre la controversia.

Rubio ha recibido $489,691 de grupos de Wall Street para el ciclo electoral de 2016, entre los que se destaca Goldman Sachs, según la organización “Open Secrets”.

Su campaña no ha respondido a una solicitud para reaccionar a las críticas.