Trump celebra el bloqueo judicial a los Alivios Migratorios de Obama

“No tenemos bastantes de esas decisiones. Fue un gran día. Tenemos que detener la inmigración ilegal, que causa muchos problemas en relación a las drogas”, apuntó el magnate, quien también se mostro en contra de aumentar el salario mínimo

Trump celebra el bloqueo judicial a los Alivios Migratorios de Obama
Trump destronó a Ben Carson, quien estuvo en la delantera por un par de semanas.
Foto: Archivo / EFE

 

El magnate inmobiliario y precandidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump se felicitó hoy por el aval de una corte de apelaciones estadounidense al bloqueo de las medidas del Presidente Barack Obama para evitar la deportación de cinco millones de indocumentados.

En un debate televisado junto a otros siete aspirantes a ser el nominado republicano para las elecciones presidenciales de 2016, Trump aseguró que la decisión dada a conocer el lunes por la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito le “contentó mucho”, que fue “increíble” y que serían necesarios más fallos como ese.

“No tenemos bastantes de esas decisiones. Fue un gran día. Tenemos que detener la inmigración ilegal, que causa muchos problemas en relación a las drogas”, apuntó el magnate neoyorquino, que desde el mismo día de presentación de su campaña ha mantenido un tono belicoso en materia migratoria.

Trump se felicitó de que esta vez la Justicia fallara a favor de los conservadores, y volvió a referirse a su polémico plan de construir una muralla en la frontera entre EEUU y México para detener la inmigración ilegal.

“Necesitamos fronteras y tendremos una muralla. Observen Israel, la muralla funciona. Somos un país de leyes. (Los inmigrantes indocumentados) tendrán que marcharse y espero que puedan volver, pero se tendrán que marchar. No tenemos elección”, apuntó.

La intervención de Trump sobre inmigración en el debate le valió los reproches del Gobernador de Ohio, John Kasich, y el ex Gobernador de Florida Jeb Bush, quienes aseguraron que es “imposible” deportar a los 11 millones de indocumentados que se calcula que residen en EEUU.

“Piensen en las familias, en los niños. Todos sabemos que no puedes enviar a 11 millones de personas de nuevo fuera de la frontera”, indicó Kasich, quien pidió la palabra inmediatamente después de la intervención de Trump para responder al magnate.

“No se puede echar a los inmigrantes. Es imposible y no va con los valores de EEUU. En la campaña de (la demócrata Hillary) Clinton se congratulan cuando tenemos este debate”, aseguró Bush.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, ratificó el lunes la decisión de un juez de Texas que en febrero suspendió las medidas migratorias promulgadas por Obama, que benefician a unos cinco millones de indocumentados en el país.

Por dos votos a favor y uno en contra, los magistrados avalaron el fallo del juez texano, lo que supuso un duro revés de la Justicia a la agenda de Obama en materia migratoria y pone en riesgo el futuro de medidas de alivio migratorio como la Acción Diferida (DACA) para los jóvenes inmigrantes y su equivalente para los padres (DAPA).

DACA ha protegido de la deportación desde 2012 a más de medio millón de jóvenes que entraron al país siendo niños y DAPA, que aún no se ha puesto en marcha, beneficiaría a padres de ciudadanos estadounidenses o de residentes legales.

La Casa Blanca anunció hoy que recurrirá el fallo ante el Tribunal Supremo.

El Milwaukee Theatre de Milwaukee (Wisconsin) acogió hoy el cuarto debate entre aspirantes republicanos a la nominación para la Casa Blanca, organizado por Fox Business y The Wall Street Journal y en el que solo participaron los ocho precandidatos mejor posicionados en las encuestas.

Se opone a elevar el salario mínimo

Los tres aspirantes que lideran la carrera republicana a la Casa Blanca en 2016, Donald Trump, Ben Carson, y Marco Rubio, dejaron claro este martes en el cuarto debate de la primarias que no subirán el salario mínimo si llegan a la Presidencia de Estados Unidos.

Los tres candidatos mostraron así sin ambages su rechazo a la petición sindical de incrementar el salario mínimo federal, ahora en 7.25 dólares la hora, hasta los 15 dólares.

Los conservadores se pronunciaron así en el día en que el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, anunció que a partir del 31 de diciembre aumentará gradualmente hasta alcanzar los 15 dólares la hora el salario mínimo de todo empleado público estatal, lo que convierte a Nueva York en el primer estado de EU en adoptar esa medida.

Preguntado por si seguiría los pasos de Cuomo a nivel federal, el magnate Donald Trump fue tajante al asegurar que “no lo haría” porque cuando existen “salarios muy altos no se puede competir con el mundo”.

“Hemos sido un país grande en todos los frentes, y ahora no ganamos. Los impuestos son muy altos, los salarios son muy altos. No podemos competir con el mundo. La gente tiene que ir ahí fuera y trabajar duro”, dijo Trump, que lidera las encuestas republicanas con un 24.8 por ciento según la media que elabora Real Clear Politics.

Por su parte, el neurocirujano Ben Carson defendió su oposición a subir el salario mínimo porque “cuando se aumenta sube el desempleo para todos, sobre todo los afroamericanos”.

“No lo subiría, porque quiero estar seguro de que la gente puede entrar en el mercado laboral”, dijo Carson, único aspirante negro en estas elecciones y segundo en las encuestas con el 24.4 por ciento.

El senador por Florida Marco Rubio, de origen cubano, argumentó que subir el salario mínimo “no es la mejor manera, sino que es un desastre”.

“Así haremos que la gente sea más cara que una máquina. Lo que tenemos que hacer es convertir Estados Unidos en el mejor lugar para hacer negocios. Tenemos que hacer una reforma impositiva, controlar la deuda”, sostuvo el joven legislador, tercero en los sondeos con el 11.8 por ciento.

Rubio, que comenzó su argumentación recordando, como acostumbra, la historia de superación de sus padres inmigrantes, pronunció una de las frases más polémicas del debate al asegurar que Estados Unidos “necesita más soldadores que filósofos”, comentario que desató un alud de comentarios en la red social Twitter.

//platform.twitter.com/widgets.js

“Los soldadores ganan más dinero que los filósofos. Necesitamos más soldadores y menos filósofos”, dijo el senador, cuyos padres emigraron de Cuba por razones económicas y trabajaron como camarero y trabajadora doméstica.

El Milwaukee Theatre de Milwaukee (Wisconsin) acogió este martes el cuarto debate entre aspirantes republicanos a la nominación para la Casa Blanca, organizado por Fox Business yThe Wall Street Journal y en el que solo participaron los ocho precandidatos mejor posicionados en las encuestas.