Líderes latinas escasean en la política de EEUU

Las mujeres son menos de un tercio de los legisladores latinos estatales, dicen activistas. Lanzan campaña para incentivar que más mujeres hispanas se lancen a la política

Líderes latinas escasean en la política de EEUU
De izq. a derecha: la senadora estatal de Minnesota, Patricia Torres Ray; Brenda Lopez, candidata estatal en Georgia; la senadora estatal de Arizona, Catherine Miranda; y la asambleísta de Nuevo México, Nora Espinoza.
Foto: Suministrada

WASHINGTON – La colombiana Patricia Torres Ray, que llegó al Senado estatal de Minnesota hace una década, o la puertorriqueña Melisa Franzen, que llegó allí en 2012, son una rareza en los pasillos de los gobiernos locales y estatales.

Las mujeres latinas conforman menos de un tercio del ya reducido número de líderes latinos estatales en EEUU, una cifra “horrible” que una nueva iniciativa busca corregir para incentivar su representación en todos los niveles del gobierno.

Motivados por esa escasez, líderes latinos de todo EEUU y Puerto Rico han lanzado una iniciativa inspirada en el exitoso modelo de “Emily´s List”, un comité de acción política creado en 1985 para promover a candidatas demócratas en todo el país.

“Prácticamente cero representación”

Las mujeres latinas son apenas el 1.6% de los cargos estatales y el 1.3% en el Congreso, según el “Caucus Nacional de Líderes Hispanos Estatales” (NHCSL),  un grupo que representa a cerca de 400 líderes latinos estatales en todo Estados Unidos y Puerto Rico. Sólo hay 113 latinas en los gobiernos estatales.

“Eso es horrible, porque no sólo solo es una bajísima representación, eso es prácticamente cero representación”, dijo a este diario en entrevista telefónica el senador puertorriqueño Eduardo Bhatia, presidente del NHCSL.

El objetivo de la llamada “Iniciativa de Líderes Latinas” (“Latinas Lead Initiative”) es reclutar a más mujeres latinas a puestos políticos; ofrecerles capacitación política, y ayudarlas a movilizar a los votantes a las urnas.

La voz de las mujeres hace falta en el diálogo de política pública, y es bien importante en una sociedad donde la mujer juega un papel muy importante. Es una voz vital y tiene que estar en las negociaciones de políticas públicas. Esto es como un Emily´s List para latinas”, afirmó Bhatia, también presidente del Senado de Puerto Rico.

Entretanto, latinas como Lucy Flores, exasambleísta estatal de Nevada, y Ana Sol Gutiérrez, asambleísta estatal de Maryland, han lanzado sus respectivas contiendas para un escaño en el Congreso, donde hay apenas nueve legisladoras latinas en la Cámara de Representantes, y cero en el Senado.

La iniciativa, presidida por Torres Ray, fue lanzada en unos momentos en que asuntos como una reforma migratoria para corregir la separación de familias; el acceso a cuidado de salud, y mejoras en la educación pública figuran como las principales prioridades de las mujeres latinas.

El proyecto bipartidista está dividido en tres regiones en el país, y cada representante regional tendrá a su cargo actividades para ampliar el número de líderes latinas en las asambleas legislativas de cada estado.

Esas actividades incluirán talleres para futuras candidatas latinas, y el singular proyecto ya tiene el respaldo de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano.

El NHCSL realizó su décimotercera convención anual en Atlanta (Georgia) la semana pasada con la idea de movilizar el voto hispano en 2016, tomando en cuenta que, del universo de 23 millones de hispanos elegibles para el sufragio, solo once millones votaron en los comicios presidenciales de 2012.

“Hay demasiada apatía electoral, y eso tiene que cambiar para que los hispanos tengan mayor voz en el proceso político”, afirmó Bhatia.

Combate a la apatía electoral

Por su parte, un grupo de líderes latinas de todo el país y simpatizantes de la precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, realizó un retiro en Brooklyn el pasado 21 de noviembre precisamente para analizar estrategias para contrarrestar la apatía electoral de los hispanos.

Lorella Praeli, directora de asuntos latinos de la campaña de Clinton, explicó que la meta del retiro era elaborar un programa para desarrollar el liderazgo de las mujeres latinas e incentivar su participación en las urnas.

Al retiro fueron invitadas líderes latinas como Dolores Huerta, cofundadora del sindicato “United Farm Workers”, y Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo de la ciudad de Nueva York y concejal del octavo distrito en esa ciudad.