Con Chicharito, Alemania le duele menos al Tri

Amargos recuerdos en Mundiales tiene el futbol mexicano cuando se habla de Alemania, pero nombres como Pável Pardo, Ricardo Osorio y Javier Hernández hacen más llevadera la historia con los teutones
Con Chicharito, Alemania le duele menos al Tri
Chicharito y Alemania, reconciliación verde.
Foto: Mexsport

Tanto dolor y tanta alegría futbolística ha producidoAlemania a México, donde sus aficionados a este deporte amanecieron con la agradable noticia de tener en Javier “Chicharito” Hernández al ganador del concurso online de la Liga Alemana de Fútbol (Bundesliga) para elegir al máximo ídolo del torneo.

La distinción, un éxito inédito en un fútbol como el mexicano, de poca historia de sus jugadores en el extranjero y hasta hace poco más preocupado por importar futbolistas de Sudámerica antes de exportar talento a Europa (excepto por Hugo Sánchez, en los 80 y Rafael Márquez en la década anterior), cayó como agua bendita en el medio deportivo de aquel país donde Hernández es visto como una figura indiscutible y ejemplar.

El sondeo fue un ejercicio en el cual participaron alrededor de 10,000 aficionados de todo el mundo, quienes emitieron su voto a través de internet, con dos finalistas sui géneris: el mencionado “Chicharito” y el japonés Shinji Kagawa, quien fue superado por el mexicano por cerca del 75 por ciento de los votos.

Los finalistas dejan en el aire la duda acerca de si las votaciones se dieron principalmente por aficionados fuera del territorio alemán y también abre una interesante realidad: los futbolistas mexicanos, en general, rinden muy bien en el futbol teutón, protagonista de las más duras tragedias mundialistas del Tricolor.

Pável Pardo también dejó un muy grato recuerdo en el Stuttgart, donde se coronó campeón e incluso se hizo del gafete de capitán del equipo. El impacto del mexicano, quien jugó en la Bundesliga de 2006 a 2008 y levantó la copa de campeón en 2006-07 junto a su compatriota Ricardo Osorio, fue tal que el club le dejó carta abierta para volver a formar parte de su estructura deportiva cuando el mexicano lo desee.

La alegría de Hernández, mucho más mediático que Pardo, como ocurre con los goleadores por sobre los demás jugadores de campo, es un bálsamo sobre la herida de una triste historia de México con Alemania.

Son tres los partidos jugados por estas selecciones en Copa del Mundo con resultados catastróficos: el bochornoso 6-0 en Argentina 1978, la agónica derrota y eliminación en penaltis en México 1986 tras empatar 0-0 en el partido de cuartos de final y aquella mortal voltereta en el Mundial de Francia 98 por 2-1, en los octavos de final.

Es curioso de dónde vienen las buenas noticias, muy merecidas para el agasajado “Chicharito”, que quizá ha encontrado identificación con el entorno de los teutones porque, muy a su estilo, Javier Hernández jamás se rinde y eso es la explicación máxima de sus conquistas.

Notas relacionadas

Chicharito fue elegido ganador del ‘Bundesliga Idol’

Chicharito se llevó a casa el balón del ‘hat trick’

Chicharito impone dos nuevos récords tras conseguir su triplete