Republicanos pelean por ser “los más duros” en declarar guerra al terrorismo de ISIS

Todos van contra Obama y Hillary Clinton, Bush ataca a Trump como "no serio" y Cruz y Rubio se enfrentan por convertirse en la alternativa para el resto de los republicanos.
Republicanos pelean por ser “los más duros” en declarar guerra al terrorismo de ISIS
Foto: Mike Nelson / EFE

El debate de los precandidatos republicanos a la presidencia el martes por la noche estuvo dominado por el tema de la seguridad nacional y por las estrategias de los diversos candidatos para “destruir” al grupo jihadista Estado Islámico (ISIS) y coronarse como el candidato “más duro” contra el terrorismo.

Una y otra vez, los candidatos republicanos a la nominación de su partido atacaron al Presidente Obama y a la precandidata demócrata Hillary Clinton, acusándolos de no enfrentar con determinación a ISIS o prevenir actos como el de San Bernardino, en el que murieron 14 personas.

Donald Trump insistió en que hay que ser “más fuertes y más duros” y defendió sus criticadas declaraciones en las que abogó por excluir la entrada de musulmanes en general a los Estados Unidos, así como el cierre de “partes del internet” utilizadas por terroristas.

El senador Ted Cruz abogó por una guerra sin cuartel con intensos bombardeos estilo “alfombra” como los realizados durante la primera guerra del golfo. “Debemos actuar con fuerza abrumadora”, dijo Cruz.

Mientras muchos de los copartidarios criticaron la propuesta de Trump de prohibir la entrada de musulmanes, Cruz se negó a unirse a esas voces nuevamente. “Entiendo por qué lo hizo, tenemos un presidente que se niega a llamar al terrorismo islámico por su nombre”, dijo.

Marco Rubio, quien también ha abogado por la acción militar, criticó a Cruz indicando que ha votado a favor de recortes en las Fuerzas Armadas. “No se puede hacer bombardeos alfombra con menos poder aéreo”, dijo.

El ex gobernador de Florida Jeb Bush dijo que  “no podemos pelear contra ISIS sin el apoyo de los musulmanes pacíficos, y es imposible trabajar con ellos si nos asociamos con personas que también están interesadas en derrotarlos, pero que son de la misma religión”.

Carly Fiorina abogó por el uso más inteligente de la tecnología existente para vigilar a los terroristas y Chris Christie se refirió continuamente a su experiencia como fiscal y gobernador en Nueva Jersey, haciendo decisiones.

El libertario Rand Paul volvió una y otra vez al tema del espionaje doméstico y la privacidad, criticando a Trump y a Rubio por sugerir que los ataques se previenen con mayor vigilancia electrónica. “¿Ha leído alguna vez la constitución?”, le preguntó a Trump.

Trump no es “serio”

Jeb Bush, quien ha estado en posición precaria en las encuestas tras ser el supuesto favorito, dedicó buena parte de sus intervenciones en atacar a Trump para tratar de reducir algo de su ventaja en la interna republicana y ganar apoyo.

Jeb Bush asaltó en repetidas ocasiones al magnate diciendo que “no es un candidato serio”.

“Sus propuestas no son serias, él es muy bueno con las frases grandiosas, pero es el candidato de caos”, dijo Bush, quien varias veces repitió la acusación sobre la falta de “seriedad” de Trump.

“El ha dicho que se informa sobre seguridad nacional viendo los shows de TV”, dijo Bush. “No sé si se refiere a los de los sábados por la mañana o los domingos”.

Trump no se quedó atrás ante las declaraciones de Bush. “Su campaña ha sido un desastre y a nadie le importa”, repostó el multimillonario hotelero.

Cruz vs Rubio

Los dos senadores de origen latino, Ted Cruz y Marco Rubio, quienes están compitiendo por ser la alternativa a Trump dentro del partido, también dedicaron varios momentos del debate a tratar de destacar sobre el otro y se atacaron por decisiones y posturas tomadas en su carrera como legisladores.

Cruz y Rubio discutieron sobre su visión de lo que hay que hacer en Siria. Cruz cuestionó decisiones como las de derrocar a líderes de Egipto y Libia “dando paso al control de esos países por parte de los extremistas” y acusó a Rubio de apoyar estas medidas “junto a Obama y Clinton”.

“Si hacemos lo mismo en Siria con Assad, pasará igual”, agregó.

Rubio, por su parte, dijo que Assad “es una marioneta de Irán y apoya el terrorismo de Hezbollah”.

John Kasich argumentó que había que luchar contra ISIS pero mantener unidos a los Estados Unidos. Ben Carson indicó que “Estados Unidos es el paciente y está en condición crítica”.

Inmigración

Cruz y Rubio también discutieron sobre inmigración. Cruz atacó a Rubio por “ponerse al lado de Chuck Schumer (senador demócrata) y de Barack Obama y apoyar una ley de amnistía”.

“El creen en la amnistía”, dijo Cruz de Rubio.

Rubio apuntó que Cruz también “apoya la legalización y apoyó un aumento del 500% en visas de trabajo”.

Trump dijo que su postura seguía siendo “la más dura”.

“Los muros funcionan, si no, pregúntenle a Israel”, dijo. Cruz también apoyó la idea de construir el muro y apuntó, jocosamente, “haré que Trump pague por el”.

Jeb Bush dijo que las posturas de Trump y otros sobre inmigración “no eran la forma de atraer el voto latino” pero estuvo de acuerdo en la necesidad de controlar la frontera “y hacer que la inmigración legal sea  más fácil que la ilegal”.

MÁS SOBRE LAS ELECCIONES DE 2016