Niña latina que dio carta al papa Francisco pide reforma migratoria para Navidad

Fue el miedo a ser separada de su familia lo que ha impulsado a Sophie Cruz a involucrarse en esta lucha por los derechos de inmigrantes indocumentados que sólo buscan de mejores oportunidades
Niña latina que dio carta al papa Francisco pide reforma migratoria para Navidad
Foto: EFE

Sophie Cruz, la niña hispana que hace unos meses logró entregar una carta al papa Francisco durante su visita a Estados Unidos, se presentó hoy como embajadora de una campaña que busca recolectar firmas en favor de las acciones ejecutivas de DAPA y DACA.

A partir de esta semana y hasta el Día de Reyes, la organización Hermandad Mexicana Transnacional en el sur de California reunirá cartas escritas por la comunidad para que sean enviadas al juez magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Anthony Kennedy, para que abogue por este alivio para inmigrantes.

La menor de ascendencia mexicana, estuvo hoy en San Diego, California, para invitar a la gente a unirse a esta causa que busca tranquilidad para las familias que viven bajo el constante miedo a una deportación.

“Nosotros los niños ciudadanos americanos tenemos derecho de vivir con nuestros papás, de ser felices, de vivir sin miedo y que nuestros papás trabajen para nosotros”, dijo la niña de tan solo cinco años.

“Yo pido a nuestros gobernantes, a los abogados y al presidente que nos protejan con una reforma migratoria para nuestros papás”, agregó.

La madre de Sophie Cruz se mostró conmovida al escuchar que el único deseo de su hija en esta Navidad es una reforma de migratoria.

“Cuando hablan de una deportación eso a mí me quiebra, porque es algo muy difícil para las familias que han sido separadas”, dijo Zoyla Cruz, madre de Sophie y de otra niña de dos años.

Fue precisamente el miedo a ser separada de su familia lo que ha impulsado a esta niña de tan corta edad a involucrarse en esta lucha por los derechos de inmigrantes indocumentados que sólo están en el país en busca de mejores oportunidades.

“Ella se da cuenta que no podemos viajar, al principio era muy difícil, pero finalmente un día le dijimos que hay unos papeles que no tenemos y que otras personas sí tienen, y ella nos dijo que eso era injusto y que teníamos que luchar, eso es a lo que ella me invita siempre”, dijo la madre.

Días después, la niña prometió a sus padres que entregaría una carta al papa Francisco y al presidente Barack Obama para pedirles una reforma migratoria.

A finales de septiembre, el mundo fue testigo de cómo la menor logró saltar la seguridad para entregarle una carta al Sumo Pontífice.

Por otra parte, aunque todavía no ha podido ver al presidente, Sophie ya le envió su petición por correo y ha sido notificada que ya la recibió y que sería publicada en el portal de la Casa Blanca.

Hasta el momento, la organización Hermandad Mexicana Transnacional ya ha recibido decenas de cartas de personas de todas las edades, aunque espera reunir “la mayor cantidad posible”, para enviarlas al juez magistrado a principio del próximo año.

“Si tenemos el voto de él ya tenemos cinco ganando para que se apruebe DACA y DAPA”, explicó Teresa Moreno, representante de la organización sandieguina.

“El juez es republicano y tiene más pensamientos en contra de la reforma migratoria, pero queremos mostrarle que esto es una ley humanitaria, no nada más una ley federal porque está afectando a las familias directamente”, agregó.

La carta de solicitud de apoyo a las acciones ejecutivas del presidente Obama que será enviada al juez tanto por la familia Cruz como por miembros de la comunidad, inicia con una cita del papa Francisco que dice: “Es hermoso tener sueños pero también es hermoso pelear por esos sueños”.

El próximo año, el papa Francisco visitará México, y existe la posibilidad de que Sophie Cruz viaje al sur de la frontera para reencontrarse con el máximo representante de la religión católica y hacerle nuevamente la petición de apoyo a inmigrantes en nombre de millones de indocumentados.