Generosidad navideña: ¿Quiénes son los ángeles del ‘layaway’?

De manera anónima los llamados “Layaway Angels” liquidan lo que la gente debe por juguetes y regalos navideños
Generosidad navideña: ¿Quiénes son los ángeles del ‘layaway’?
Una pareja paga la deuda de los juguetes "apartados" de otras personas en una tienda K-Mart del Distrito Fairfax.
Foto: Jorge Morales Almada / La Opinión

De manera disimulada un joven y su esposa se acercaron a la cajera de la tienda y le dijeron que querían pagar la deuda de algún cliente que tuviera juguetes en el sistema de apartado (layaway).

La empleada revisó una lista y dijo que había una señora que estaba a punto de perder todas las cosas que había apartado como regalos de Navidad por el retraso de sus pagos.

Eran 294 dólares lo que se debía, así que el joven sacó su cartera y liquidó la deuda de esa señora desconocida.

El joven y su esposa, residentes de Silver Lake que prefirieron no dar sus nombres, son dos de los llamados “Layaway Angels”, personas que durante la época navideña liquidan las deudas de quienes ponen los regalos para sus hijos en sistema de apartado para irlos pagando poco a poco.

Una pareja paga la deuda de los juguetes "apartados" de otras personas en una tienda K-Mart del Distrito Fairfax. /JORGE MORALES ALMADA
Una pareja paga la deuda de los juguetes “apartados” de otras personas en una tienda K-Mart del Distrito Fairfax. (Jorge Morales Almada/La Opinión)

Generosidad navideña

Ellos acudieron este martes, dos días antes de la Nochebuena, a la tienda K-Mart del Distrito Fairfax para hacer esta obra de caridad de manera anónima, como lo han hecho en los últimos cuatro años.

“Nunca hemos conocido a quienes hemos ayudado, lo hacemos de manera anónima, hay gente a la que se le dificulta pagar los regalos para sus niños y queremos que cuando vengan a recoger lo que apartaron para Navidad se lleven una sorpresa”, comentó el joven.

La esposa comentó que tomaron la idea de su mamá, quien hace siete años empezó a hacer lo mismo en San Diego.

“Ella vivía en una pequeña comunidad llamada Ramona donde hacía esto para ayudar a las familias de su vecindario y los empleados de la tienda le llamaban por teléfono a mi mamá para decirle lo feliz que se ponían cuando se enteraban que alguien les había pagado lo que habían puesto en el sistema de apartado”, mencionó la esposa.

“Es una tradición que hemos adoptado en la familia”, comentó el marido. “Porque nos gusta dar a los demás, estamos en una posición que podemos hacerlo, se siente bien y sabemos que estamos ayudando a la gente que lo necesita”.

Dijeron que lo hacen de manera anónima porque no consideran importante que alguien sepa lo que hacen.

“Sólo queremos que alguien tenga unos regalos extra debajo del Árbol de Navidad”, agregó el joven.

La encargada del sistema de apartado comentó que ya le tocó dar la buena noticia a tres clients esta temporada.

“Una señora empezó a llorar”, dijo la empleada, “porque venía a hacer un abono de los 300 dólares que debía y se enteró que ya no debía nada gracias a estos ángeles”.

En todo el país se estima que cada año los “Layaway Angels” saldan hasta medio millón de dólares en juguetes que fueron puestos en el sistema de apartado. Este año, tan sólo uno de ellos, liquidó más de 100,000 dólares en varias tiendas de Cleveland.