Buscan acelerar la reubicación de familias por fuga de gas

Fiscalía de la Ciudad podría llamar a declarar a empleados de SoCal Gas para que expliquen las causas del accidente
Buscan acelerar la reubicación de familias por fuga de gas
Protesta por la fuga de metano de Aliso Canyon.
Foto: Francisco Castro / La Opinión

La Procuraduría de la Ciudad de Los Ángeles está solicitando una orden judicial para agilizar y mejorar la reubicación de los residentes de Porter Ranch afectados por la fuga de gas que desde hace dos meses se huele en esa comunidad en el noroeste de Los Ángeles.

También está requiriendo que empleados clave de la Southern California Gas Compay (SoCal Gas) sean citados para declarar, bajo pena de perjurio, sobre las causas de la fuga.

“Es hora de que los residentes de Porter Ranch tengan respuestas directas y completas sobre todos los aspectos de esta fuga, incluyendo qué fue lo que la causó, cómo la van a detener y que hará la compañía para evitar que vuelva a ocurrir”, declaró a través de un comunicado James P. Clark, director adjunto de la Fiscalía de la Ciudad.

//platform.twitter.com/widgets.js

La solicitud de la orden judicial será presentada la mañana de este miércoles ante la Corte Superior del Condado de Los Ángeles.

De ser otorgada, SoCal Gas deberá pagar por personal independiente, de preferencia por jueces jubilados, para que supervisen la reubicación temporal de todos los residentes afectados que lo soliciten.

También se obligaría a la compañía de gas a que acelere el proceso de reubicación y lo concrete en un plazo de 48 horas, asegurando que las personas con discapacidad tengan hospedaje adecuado y así como las mascotas.

Niños también tomaron parte en la protesta realizada ayer. (Francisco Castro/La Opinión)
Niños también tomaron parte en la protesta realizada ayer. (Francisco Castro/La Opinión)

La orden judicial también facilitaría que empleados clave de SoCal Gas sean llamados a declarar a partir del 7 de enero para que expliquen las causas de la fuga, lo que están haciendo para detenerla y las medidas que se tomarán para evitar una nueva.

La fuga en un pozo de extracción de Aliso Canyon, la reserva de gas natural más grande de SoCal Gas, se registró el 23 de octubre y desde entonces residentes del área han denunciado malestares por los fuertes olores que en ocasiones llegan a percibir.

La situación obligó al Distrito Escolar (LAUSD) a reubicar a 1,900 estudiantes de dos escuelas cercanas al lugar de la fuga.

SoCal Gas informó que al martes 22 de diciembre habían recibido 5,809 solicitudes de asistencia (incluyendo colocación de filtros de aire en las casas), de las cuales 2,092 reubicaciones temporales de vivienda se habían concretado y que 2,684 estaban en proceso.

Para detener la fuga, la compañía construye un pozo contiguo para extraer el gas natural y tapar el existente, obra que podría tardar hasta dos meses más.