Celebran la Navidad en Skid Row con los más necesitados

Más de mil niños recibieron los que serán sus únicos juguetes navideños

Guía de Regalos

Celebran la Navidad en Skid Row con los más necesitados
Cientos de personas acudieron a celebrar la Navidad en Skid Row.
Foto: Jorge Morales / La Opinión

El jamón al horno que le sirvieron es algo de lo más sabroso que ha probado últimamente doña Fausta Rivas, quien junto con sus seis hijos acudió la mañana del jueves al festival navideño de Skid Row que cada año lleva a cabo Los Ángeles Mission.

Sus chamacos estaban más emocionados y no dejaban de sonreír por los juguetes que recibían en la Villa de Santa Claus.

“Estos son los únicos regalos que van a tener de Navidad, porque no tenemos dinero”, comentó la señora Rivas, quien recientemente se quedó sin el trabajo que tenía limpiando una lonchera.

Su esposo es jornalero y pocas veces consigue trabajo, por lo que esta familia residente de Sur Centro dijo estar agradecida por los alimentos, los regalos y el trabajo que realizaron decenas de voluntarios que trabajaron para realizar el evento.

“La Nochebuena la vamos a pasar con un hermano, ahí nos reunimos toda la familia, todavía no sabemos qué vamos a cenar, pero lo importante es reunirnos con la familia y después nos vamos a ir a Misa de Gallo a la Iglesia de San Malaquías”, dijo la señora Rivas.

Una labor gigantesca

Para preparar la comida que este año estuvo a cargo del famoso chef Ben Ford, se utilizaron 1,900 libras de jamón, 350 libras de macarrones y 600 libras de queso. alimentos que empezaron a prepararse a las 4:30 a.m., 6 horas antes de que empezaran a servirse.

“Darle de comer a 3,500 personas no sería posible si no tuviéramos a tanta gente de la comunidad que nos ayuda”, comentó Luis Beltrán, asistente de operaciones de Los Ángeles Mission.

“Son más de 200 voluntarios que están en la cocina, sirviendo, limpiando, son ellos los que hacen que esto posible, y también gracias a las donaciones que recibimos”, agregó.

Este año las mayores contribuciones fueron de las compañías Nestlé y Toyota, así como JAKKS, que donó miles de los juguetes que fabrica.

Para Herbert Smith, presidente de Los Ángeles Mission, el apoyo que reciben de voluntarios y empresas es indispensable para llevar la labor que desde 1936 han realizado en apoyo de los más pobres.

Cada año este refugio de indigentes en Skid Row ofrece alrededor de 550 mil comidas y alojamiento para 373 personas por noche.

Como cada año algunas figuras del entretenimiento y la política se hicieron presentes para servir los alimentos en el festival navideño, entre ellos y como de costumbre, el exalcalde Antonio Villaraigosa.