Resumen 2015: El terrorismo golpea las puertas de casa

El tiroteo masivo de San Bernardino que dejó 14 muertos tomó por sorpresa a los residentes del sur de California
Resumen 2015: El terrorismo golpea las puertas de casa
Alguaciles responden a un tiroteo en Inland Regional Center, en la ciudad de San Bernardino.
Foto: David McNew / Getty

El 2 de diciembre de 2015 fue un día particularmente sombrío para los residentes del sur de California. Un tiroteo masivo terminó con la vida de 14 personas e hirió de gravedad a otras 22. Si bien en un principio las autoridades no estaban seguras del motivo del ataque luego de una investigación del FBI, el presidente Barack Obama clasificó al tiroteo como un acto terrorista.

El sorpresivo ataque, que incluía la explosión de una bomba que afortunadamente no llegó a detonar, tuvo lugar en el Centro Regional Inland, durante un evento de entrenamiento y celebración de fin de año, del Departamento de salud pública del condado de San Bernardino, al que acudieron 80 personas.

Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, padres de una bebé de seis meses y extremistas religiosos,  fueron los responsables de la masacre.

Farook, de 28 años de edad, era un empleado del mismo departamento que había organizado la celebración y había nacido en EEUU de padres paquistaníes.

Malik, de 29 años, era paquistaní  y había entrado a EEUU con una visa K-1, como prometida de Farook.  En su hogar de Redlands, las autoridades encontraron un arsenal de armas, municiones y una docena de bombas, que planeaban usar en futuros atentados.

Sin embargo, ambos murieron durante un enfrentamiento con la policía apenas unas horas después del ataque.

Tashfeen Malik y Syed Farook a su llegada a Estados Unidos. (U.S. Customs and Border Protection)
Tashfeen Malik y Syed Farook a su llegada a Estados Unidos. (U.S. Customs and Border Protection)

James Comey, director del FBI, indicó que la pareja venía planeando la masacre desde antes de comprometerse e incluso desde antes de que Malik llegara al país. Contrariamente a lo que se creyó en un principio, el Departamento de Seguridad Nacional no encontró comentarios de Malik, en apoyo al Jihad en los medios sociales,  porque estos fueron hechos de manera privada.

En la planificación del ataque también intervino Enrique Marquez Jr. vecino y amigo de Farook, convertido al Islam en 2007, y quien compró dos de los rifles utilizados en la masacre.

El ataque de diciembre fue considerado como el mayor tiroteo masivo ocurrido en California, después de la masacre de San Ysidro, en 1984, ocurrido en las inmediaciones de McDonalds y que terminó con la vida de 21 personas e hirió de gravedad a otras 19. Además fue considerado el más letal del país, desde la masacre de Sandy Hook en 2012, que acabó con la vida de 20 niños y 6 adultos.

Enrique Marquez.
Enrique Marquez.

Marquez acusado de terrorismo

Horas después del tiroteo masivo de San Bernardino, Enrique Marquez, de 24 años de edad, vecino y amigo de Farook, llamó al 911 y reportó que su vecino había sido el responsable de la masacre. “Él fue el tirador y usó mi arma”, se escucha en la grabación del servicio de emergencia.

Marquez había comprado dos rifles semiautomáticos que fueron utilizados en la masacre, para evitar que se verifiquen los antecedentes de Farook.

Según el FBI ambos habían planeado un ataque previo, en 2010, pero a último momento tuvieron que cancelarlo. Luego del ataque de San Bernardino, en el que se dispararon más de 150 tiros, Marquez posteó en su muro de Facebook, “Lo siento chicos. Fue un placer”.

El 17 de diciembre, Marquez, quien trabajaba como guardia en Walmart, fue arrestado y acusado por la compra de armas, por conspiración y apoyo material al terrorismo y por declaraciones falsas. 

Según las autoridades, el año pasado, el residente del Inland Empire se había casado con la esposa de Raheel Farook, para que ésta pudiese entrar a EEUU, y recibió entre $5,000 y $10,000 dólares por hacerlo.

Tras la amenaza del martes, el LAUSD reanudó su jornada académica, pero no sin antes tomar medidas de precaución.
Tras una amenaza que provocó el cierre de más de 900 escuelas, el LAUSD reanudó su jornada académica, pero no sin antes tomar medidas de precaución.

La paranoia llega a LAUSD

Al ataque terrorista de San Bernardino lo siguieron una serie de amenazas de bombas, entre ellas a la Universidad Estatal de California, San Bernardino, al centro médico de la Universidad Loma Linda, y al LAUSD, que canceló las clases de las 900 escuelas del distrito.

El mismo día de la amenaza, que terminó siendo falsa, las escuelas de Nueva York recibieron una alerta similar, pero el distrito neoyorquino optó por ignorarlas y conducir las clases de manera regular. La polémica decisión de cerrar las escuelas angelinas fue recibida tanto con el apoyo de quienes la creyeron acertada, como con la desaprobación de quienes la consideraron exagerada.

La amenaza  llegó el mismo día que el exsuperintendente de LAUSD, Ramón Cortines, se retiraba de su cargo.

El correo electrónico con la amenaza fue recibido con un mensaje del supertintendetne que leía, “A partir del 11 de diciembre de 2015, ya no estaré en mi oficina, debido a mi retiro el 2 de enero de 2016”. Como respuesta a la amenaza, Cortines regresó a su puesto y tomó la decisión de cerrar las 900 escuelas del distrito, como medida de precaución.