Cómo detectar síntomas de abuso a adultos mayores

Entre las señales más frecuentes de abuso está la pérdida de peso, moretones, huesos rotos y llagas en la piel
Cómo detectar síntomas de abuso a adultos mayores
Los trabajadores de asilos son los más vulnerables al coronavirus. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Los asilos de ancianos deben ser el lugar más seguro y confiable para tu ser querido que requiere cuidados especiales. Desafortunadamente es posible que no siempre lo sean y que los adultos mayores enfrenten diferentes tipos de abuso que pueden ir desde la fuerza física hasta restringir ilegalmente la movilidad del paciente.

De acuerdo con el Centro Nacional de Abuso de Ancianos, alrededor del 10% de los asilos de ancianos y centros para convalescientes han sido multados por abusos o violaciones. Muchos ancianos no los reportan por miedo a represalias y otros simplemente porque no pueden comunicarse.

Los expertos recomiendan que los familiares estén pendientes de ciertas señales que pueden servir para identificar abusos. Hay diferentes tipos de abuso como físico, sexual, verbal, negligencia y hasta financiera.

Entre las señales más frecuentes de abuso está la pérdida de peso, moretones, huesos rotos y llagas en la piel.

A continuación presentamos un listado de las señales más comunes de los diferentes tipos de abuso.

Abuso físico: deshidratación o desnutrición, golpes, señales de que la persona ha sido amarrada, moretones, moretones, sobre medicación o no darle los medicamentos.

Abuso sexual: sangrado en las áreas genitales, moretones en la partes íntimas, ropa interior rota o con sangre y el contagio de infecciones sexuales.

Abuso verbal: muestra de miedo alrededor de alguna persona, se culpa a sí mismo por problemas insignificantes, depresión o enojo constante, se chupa los dedos, o aparenta estar muy nervioso.

Abuso financiero: retiros bancarias frecuentes, pérdida de propiedades, contrae un préstamo nuevo o hace cambios al testamento.

¿Qué hacer si detectas abuso?

  1. Remueva a la persona de esa institución. Si cree que su ser querido está siendo abuso, sáquelo del asilo inmediatamente, ya que su vida puede correr peligro.
  2. Informe a las autoridades, ya sea a la policía o a la fiscalía
  3. Informe al Departamento de Servicios Sociales de su localidad y a nivel estatal
  4. Dependiendo del tipo de abuso, considere contratar a un abogado que se especialice en abuso de ancianos, fraude o en las leyes que rigen a los asilos.

Para más información sobre qué hacer en casos de abuso o cómo identificarlo visite el Centro Nacional de Abuso de Ancianos www.ncea.aoa.gov