Balón de Oro: fiesta en el funeral de la FIFA

En plena picada, la FIFA conmemora su mayor gala este lunes en una especie de juerga en medio de su derrumbe

Exposición "Balón de Oro en el Museo de la FIFA.
Exposición "Balón de Oro en el Museo de la FIFA.
Foto: EFE

En pleno derrumbe, la FIFA conmemora su mayor gala este lunes en una especie de juerga en medio del funeral. Lionel Messi, Neymar Jr. y Cristiano Ronaldo, los tres mejores jugadores del planeta, de acuerdo a los capitanes y técnicos de las selecciones nacionales, además de un grupo de periodistas, se presentarán en Zúrich para la premiación del Balón de Oro, que será transmitido a partir de las 9:30 a.m. PT / 12:30 p.m. ET/ 11:30 a.m. hora de México.

El reconocimiento surgido en 1956 por iniciativa de la revista France Football y entregado a la par con la FIFA en una majestuosa gala de tintes hollywoodenses desde 2010 (se fusionó con el FIFA Word Player, que jamás gozó del prestigio del premio de la revista francesa) distingue al mejor jugador del anterior año futbolístico (antes de 2007 sólo podía ser entregado a europeos), y en esta nueva oportunidad presenta al argentino Lionel Messi como favorito sin discusión para obtenerlo por quinta ocasión.

De hecho, a mediados de la semana anterior, la prensa inglesa destacaba un supuesto error de la oficina de comunicación de la FIFA, en cuya página web se habría colado de manera accidental el nombre del argentino como ganador en las votaciones.

Como sea, con descuido o no, lo más llamativo de esta nueva presentación, lastimosamente para el balompié, no será ver la entronización de Messi, quien volvería a ocupar la silla de oro después de dos años de reinado del portugués Cristiano Ronaldo, máximo goleador del fútbol europeo con 48 dianas la campaña anterior, pero incapaz de guiar a su club, el Real Madrid, a conquistar algún título de calibre.

Messi, en cambio, con sus 28 años y cuatro veces ganador del Balón de Oro (único en la historia en conseguirlo), sí se echó al equipo sobre la espalda y de su mano el Barcelona consiguió la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones.

Mas el morbo de la gala de este lunes está en ver cómo la FIFA celebra su fiesta en medio de una inédita tormenta en su estructura. Los casos de corrupción hechos públicos por el FBI y la fiscalía suiza han golpeado a varios de sus vicepresidentes, además de Michel Platini, titular de la UEFA y otrora principal candidato para contender por la presidencia del organismo, y, por supuesto, a su presidente Joseph Blatter, ambos inhabilitados por ocho años.

Jerome Valcke, el polémico secretario general del ente futbolístico, tampoco podrá aparecer como figura protagónica porque, además de estar suspendido, el pasado jueves la Comisión de Ética de la FIFA le abrió un expediente por “varias violaciones” al código del organismo y ahora sobre él pende una inhabilitación de nueve años.

Este devastador efecto dominó lleva como consecuencia adicional la suspensión de la entrega del “Galardón Presidencial”, reconocimiento cuya primera cesión se realizó en 2001 y cuyo ganador era elegido por Blatter, titular del organismo.

Es el camerunés Isaa Hayatou, presidente de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) y actual jefe interino de la FIFA, quien dará el discurso de inauguración de la Gala y quizá sea el encargado de entregar el Balón de Oro al ganador de la terna conformada por Messi, Neymar Jr. y Ronaldo, y de la que prácticamente todo el mundo futbolístico espera ver triunfante al argentino.

Messi, de 28 años, es favorito hasta para sus propios contrincantes en la votación por la corona individual más importante del balompié. “Este año, el Balón de Oro ya está reservado para Messi; el mejor jugador del mundo ya está designado. Por todo lo que ha hecho, Leo lo merece”, comentó en días anteriores Neymar Jr., su compañero en el Barcelona y quizá segundo mejor futbolista del planeta al día de hoy.

Ronaldo, de 30 años y gran rival deportivo de “La Pulga”, también reconoció la posición de Messi como preferido por los votantes en esta ocasión. “Creo que este año ganará Messi”, reveló en un programa de la televisión británica el mejor futbolista del mundo en 2008, 2013 y 2014.

Será entonces una fiesta con ambiente lúgubre, una isla de paz en medio de una tormenta sin igual con un organismo en metamorfosis como anfitrión, un Lionel Messi como presunto ganador unánime (otra cosa sería una verdadera sorpresa) y sólo una incógnita: con qué tipo de traje nos sorprenderá ahora el argentino.

Ellas buscan el Balón de Oro femenil

Carli Lloyd

La centrocampista estadounidense es favorita para conquistar el Balón de Oro en la rama femenina después de un 2015 fantástico donde brilló en la coronación de Estados Unidos en la Copa del Mundo de Canadá, donde se adjudicó el premio a Mejor Futbolista del torneo y la Bota de Plata como segunda mejor goleadora.

Celia Sasic

La alemana se retiró del fútbol en julio, luego de ser elegida como Mejor Futbolista de Europa y ganar la Bota de Oro como mejor goleadora de la Copa del Mundo. En su carrera como seleccionada nacional sumó 63 goles en 111 partidos internacionales.

Aya Miyama

Nunca antes una futbolista de Japón había alcanzado la ronda final del Balón de Oro. A fuerza de sinceridad parece ser la de menos opciones de las tres futbolistas que este lunes aspiran a obtener el trofeo, pese a haber jugado en 2015 su cuarta Copa del Mundo.