Carson pierde equipo de NFL, pero gana terreno de Chargers y Raiders

El predio de 63 hectáreas pasa a ser propiedad de la ciudad por estipulación de contrato; el alcalde Robles señala que dueños de los equipos se dejaron seducir por el dinero

Vista del terreno donde se buscaba construir un estadio en Carson entre las autopistas 405 y 110.
Vista del terreno donde se buscaba construir un estadio en Carson entre las autopistas 405 y 110.
Foto: MANICA

Cuando el comité de seis dueños de la NFL recomendó el martes a Carson para ser sede de los Chargers y Raiders, el alcalde de esa ciudad, Albert Robles, acarició por unos instantes el sueño por el que tanto había luchado.

“Empezamos a celebrar, pero después, al final del día, terminamos frustrados y contrariados. Fue una verdadera montaña rusa por la que paseamos nuestros sentimientos ese día”, dijo Robles.

Días después de que su ciudad perdió la oportunidad de tener a la NFL en su patio, el alcalde de Carson se mostró positivo respecto al futuro de su ciudad, sobre todo porque su apuesta de atraer a la NFL le redituó a sus residentes una buena ganancia.

Robles explicó que el terreno de 63 hectáreas que los Chargers y Raiders compraron para construir el estadio pasará automáticamente a manos de la ciudad porque así estaba estipulado en el contrato.

“Si la NFL escogía a Carson, el terreno era para que Chargers y Raiders construyeran el estadio, pero si la NFL decidía ir a Inglewood, el terreno pasaba automáticamente a nuestras manos en el mes de abril”, explicó.

Robles especificó que de las 68 hectáreas de extensión del terreno, cinco hectáreas se quedarán en posesión de los Chargers, y las 63 hectáreas restantes pasarán a ser propiedad de la ciudad de Carson.

“Hay muchos proyectos que pensamos hacer en ese terreno en beneficio de nuestra comunidad. Negocios, vivienda, hoteles, todo eso vendrá a revitalizar a nuestra ciudad”, apuntó.

Robles no dudó en señalar que fue el dinero del dueño de los Rams, Stan Kroenke, lo que hizo que los dueños de la NFL votaran a favor del proyecto de Inglewood.

“Muchos creen que por tener dinero eres mejor y eres más inteligente. Los dueños de la NFL creyeron que Inglewood era mejor porque el señor Kroenke tiene un bolsillo muy profundo y está dispuesto a gastar billones de dólares.

“Los dueños saben que si el señor Kroenke llegara a necesitar un billón de dólares más para terminar su estadio, él lo saca de su bolsa sin problema y por eso votaron por él, pero la realidad es que Carson era un mucho mejor proyecto.

Los dueños se dejaron convencer por el dinero del señor Kroenke y no el mejor proyecto”, finalizó Robles.

Contenido relacionado

Llegada de los Rams a Los Ángeles se convierte en un negocio espectacular

Figuras y autoridades dan la bienvenida a los Rams

Opinión: Rams a Los Ángeles es un parteaguas para Inglewood y una ventana al futuro

¡Touchdown de los Rams! La NFL regresa a Los Ángeles con un viejo conocido de la región