Un éxodo cubano muy distinto

Obama puede limitar los viajes a Cuba sólo a aquellos que sean ciudadanos estadounidenses
Un éxodo cubano muy distinto
Foto: EFE

La llegada de un nuevo grupo de refugiados cubanos a Estados Unidos ya no es noticia.  Lo nuevo, lo diferente en este caso es la forma en que este nuevo grupo hace el viaje de Cuba a Estados Unidos.

Y de paso admitir que hay una nueva ola de refugiados cubanos entrando en este país.

Tenemos muchas noticias cortas de cómo el primer grupo salió vía Ecuador ya que este país no requería visa para  los cubanos. De ahí los grupos que llegaban comenzaban la larga jornada a través de las selvas de Colombia y Panamá. Cruzaban Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México antes de presentarse en un puesto fronterizo de la frontera con Estados Unidos donde le daban la entrada inmediata.

Sabemos que algunos miles de cubanos hicieron esta jornada. Parientes y amigos en Estados Unidos le mandaban dinero para que pagaran por coyotes que los llevaran de país a país.

Eso fue hasta un día en el cual el gobierno de Nicaragua le cerró la frontera a los cubanos.  Poco a poco el grupo de los que aguardaban en Costa Rica. En un momento llegaron a ser 8,000. Lo que no sabemos es el número que todavía están viajando de Ecuador a Costa Rica.

Los cubanos estuvieron varados en Costa Rica por semanas hasta que varios países centro americanos se pusieron de acuerdo y lograron conseguir el dinero para hacer un puente aéreo de la frontera de Costa Rica y Nicaragua a Guatemala.  De ahí continúan el viaje como lo venían haciendo.

Escribo de estos cubanos porque es lo nuevo y porque poco a poco, sin que mucho se diga de ellos, en el 2015 llegaron por los menos 40,000 cubanos a Estados Unidos.  Esto es sin contar los que vinieron con visa a ver a sus familiares o a turistear para después quedarse. I

Refugiados de otros países no pueden hacer esto.  Este es un privilegio sólo para cubanos.  A los que vienen de otros países los buscan para deportarlos.

Ojo que no pido que se le quite el privilegio a los cubanos.  No hay otro país en el hemisferio que haya sufrido una brutal dictadura totalitaria por más de medio siglo – 56 años.

El problema no son los cubanos que vienen ahora. El problema es las facilidades que ahora le da el gobierno de Estados Unidos a todo el mundo – estadounidenses, y cubanos – que vive en este país para viajar a Cuba.

Ahí es donde vienen los abusos.  En Costa Rica hay dos cubanos que tienen tatuado en el pecho las fotos del Che Guevara y de Fidel Castro.  No, no tienen una camiseta. La imagen la tienen tatuada.

Ellos, al igual que todos los otros van a tener el derecho a entrar a Estados Unidos, recibir la residencia al año y un día de estar en el país y de ahí pueden ir y venir a Cuba cada vez que le venga en ganas.

Obama ha explicado lo que hace con mucha claridad. Él cree que el contacto en Cuba con viajeros del extranjero va a mejorar el nivel de vida de la población.

¡Qué ingenuo!

Lo único que ha logrado es aumentar el número de jóvenes que abandonan el país. Ya no tienen que preocuparse por la familia que dejaron atrás. En un año van a poder volver a verlos.

Para hacerse ciudadanos americanos, los cubanos tienen que vivir cinco años en forma no interrumpida en este país. A ellos eso no les interesa.  Quieren venir, trabajar, ahorrar algún dinerito y volver de vacaciones a Cuba.

La solución a este problema es bien sencilla. Obama puede limitar los viajes a Cuba sólo a aquellos que sean ciudadanos estadounidenses.  Los residentes pueden viajar pero no regresar.

Esta solución haría pensar un poco a los cubanos que vienen de la isla. Tener que estar en el país cinco años sin poder viajar a ver a la familia no es cosa fácil. Hay que pensarlo dos veces y después muchos van a decidir no hacerlo.

De esta forma los refugiados cubanos tendrían los mismos derechos que los ciudadanos estadounidenses. Pero para llegar a la ciudadanía tienen que vivir en este país cinco años.