Desarticulan salones de masajes con ‘final feliz’

Cuatro locales en distintas zonas de la ciudad fueron cateados por agentes del LAPD

Desarticulan salones de masajes con ‘final feliz’
Algunos de los salones parecían organizaciones de atención a niños, pero en realidad eran salones de masajes con 'final feliz'.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

Aparentaba ser parte de un consultorio dentista familiar y de una organización que atiende a niños, pero en realidad era un lugar donde se ejercía la prostitución usando la fachada de un salón de masajes.

Fueron los vecinos los que reportaron a la Policía las actividades sospechosas en este sitio, ubicado en la esquina del bulevar York y la avenida Milwaukee, en el barrio de Highland Park.

“No salía confiada de la casa porque tengo una hija de 11 años”, dijo una vecina que pidió el anonimato por temor al operador del establecimiento, que cerró después de un cateo policiaco hace unos días.

Por unos tres años, este salón ofreció más que masajes terapéuticos a sus clientes, la mayoría hombres, quienes llegaban al lugar sobre todo por las noches, contaron los vecinos.

“En la madrugada había muchos carros”, dijo José Luis Reyes, quien vive en la zona desde hace 20 años. “Se iban unos y llegaban otros. Qué bueno que lo cerraron porque hay muchos niños”, agregó.

Esta casa en Eagle Rock supuestamente funcionaba como salón de masajes, pero ofrecía otros servicios a sus clientes, dicen las autoridades. /ISAÍAS ALVARADO
Esta casa en Highland Park supuestamente funcionaba como salón de masajes, pero ofrecía otros servicios a sus clientes, dicen las autoridades. (Isaías Alvarado/La Opinión)

Agentes del LAPD efectuaron cateos el pasado 7 de enero en éste y otros tres locales (en Wilmington, Eagle Rock y North Hollywood) por la sospecha de que en éstos se ejercía la prostitución. Los cuatro falsos salones de masajes operaban cerca de guarderías, iglesias y zonas residenciales.

La Policía también registró las viviendas de los administradores de estos negocios. En estos operativos se confiscaron unos 80,000 dólares en efectivo, que serían producto de este negocio ilícito.

La Procuraduría de Los Ángeles interpuso una demanda contra los operadores de esta supuesta red de prostitución, argumentando que son parte del lucrativo tráfico de personas. La querella, considerada un “hito” por su amplitud, incluso cita a los propietarios de los establecimientos.

“El asunto de los salones de masajes y la prostitución tiene un contexto más amplio”, dijo el procurador municipal Mike Feuer. “Porque la gente que a menudo trabaja en estos lugares son de otros países”.

La demanda de la Procuraduría angelina cita a Helen Huang Hai Hong, quien ha sido arrestada en múltiples ocasiones por prostitución en salones de masajes, como presunta cabecilla de esta red.

También citan a Richard Vitatern. Ambos operan la empresa MHWI Int’l Inc.

Los negocios censurados se ubican en:

  • 6630 al norte de la calle Figueroa en Eagle Rock
  • 5740 del bulevar York en Highland Park
  • 1037 del bulevar Avalon en Wilmington
  • 3214 De Witt Drive en North Hollywood

Tres de los cuatro sitios allanados por la Policía ya cerraron.

Falsos masajes

Las “masajistas” del local en el bulevar York eran asiáticas jóvenes y esbeltas que evitaban hablar con los vecinos, contó Bertha Meza, gerente del consultorio dentista Highland Family, adyacente al falso salón.

Meza suponía que en ese lugar ocurría algo ilícito por la actitud de sus clientes.

“Entraban hombres bien vestidos, de traje, con buenos carros y mirando hacia todos lados. Todo el día entraban y salían”, dijo.

La Procuraduría indicó que los cuatro salones se promovían en publicaciones impresas y por medio de internet, que proseguían al contacto con los clientes por mensajes de texto en celulares.

Las autoridades pidieron al público reportar este tipo de negocios ilegales.

“Esto es parte de un esfuerzo continuo”, afirmó el procurador Feuer.